Factura eléctrica

2015 cierra con un superávit de tarifa de 251,5 millones

Los incentivos a las renovables fueron un 6% inferior a lo previsto, 6.675 millones

La CNMC aprobró la semana pasada la liquidación 14

Torres eléctricas.
Torres eléctricas. Reuters

El sistema eléctrico cerró 2015 con un superávit de 251,5 millones de euros, según la liquidación 14 del año que aprobó la semana pasada el consejo de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), a la que ha tenido acceso CincoDías. Esta cifra supera en 214,7 millones a la diferencia prevista para dicha liquidación, según la orden de peajes eléctricos del año pasado y 112,8 millones inferior al desajuste. Dado que los ingresos han sido superiores a los costes no ha sido necesario aplicar el coeficiente de cobertura, según el informe de la CNMC.

No obstante, la liquidación 14 no es la última que cierra 2015. Falta una extra o complementaria que el supervisor publicará a fin de año, en la que figurarán la totalidad de los impuestos energéticos que el Ministerio de Hacienda debe aportar al sistema y que arrastra siempre un desfase.

Se calcula, según fuentes del sector, que el superávit definitivo podría rondar los mil millones. Para este año, según la orden de peajes eléctricos de 2016, se prevé un superávit de algo más de 30 millones de euros, si bien, queda por ver si la retribución definitiva la distribución y el transporte (aún en discusión en Industria y la CNMC) no se comen este superávit.

Según el informe de liquidación 14, la demanda en consumo resgistrada ha sido un 1,5% superior a la prevista para ese ejercicio (232.924 GWh). Se destaca “la evolución favorable” de la demanda en todos los consumidores, excepto los conectados en baja tensión con discriminación horaria supervalle. Por contra, la facturación por potencia ha sido, en general, menor a la prevista.

La demanda eléctrica ha sido un 1,5% superior a la prevista

Respecto a la evolución de los ingresos regulados, en línea con la demanda y la potencia, los registrados por peajes de acceso han resultado 62,1 millones de euros más de a los previstos por el ministerio en la orden de peajes para el ejercicio.

Los ingresos tributarios, por su parte, derivados de la Ley 15/2012, se han registrado unos ingresos adicionales de 335,8 millones de euros. En total, 2.479,35 millones de euros, 840 millones menos (un 25,3%) a los previstos. Precisamente, esta sería la partida que, una vez liquidada, podría hacer incrementar el superávit final. Así lo indica el informe de la CNMC: “se dispone de un certificado de ingresos fiscales” qu están “pendientes de abono”, que tendrán un impacto en la liquidación final. Este desvío de ingresos corresponde mayoritariamente con el canon hidráulico.

En cuanto a los costes regulados (16.293 millones de euros), estos han sido inferiores en 480 millones a las previsión de principios de año.

La retribución específica que reciben las instalaciones de energías renovables, cogeneración y residuos ha sumado 6.675 millones de euros, un 6% inferior al importe que se previó entonces (7.100 millones de euros).

En la liquidación que acaba de aprobar la CNMC se han incluido 189,4 millones de euros en concepto de reliquidaciones, 69,4 millones más a lo estimado.

Menos pagos por capacidad

En el capítulo de pagos por capacidad (los incentivos que reciben las centrales de ciclo combinado por inversión y disponibilidad), el superávit ha sido de 160 millones de euros, ya que, finalmente, el incentivo al consumo de carbón nacional por parte de las centrales témicas que caducó el 31 de diciembre de 2014 no fue sustituido el año pasado por otro mecanismo. De hecho, entre enero y julio se cobró a los usuarios en los peajes una partida para ello que luego se les devolvió mediante una bajada de peajes el pasado agosto.

Por otra parte, la CNMC aclara que en esta última liquidación no se ha incluido el impacto de la revisión del extracoste de los sistemas extrapeninsulares correspondiente a 2012 y que se estima en 191 millones de euros. En este sentido, los costes en la 14 han sido 92,2 millones menos, fundamentalmente, por el mayor superávit de los pagos por capacidad y la no imputación de costes adicionales de los sistemas no peninsulares, unos 90 millones de euros.

 

Un pleno polémico esta semana

Esta semana, se reúne el pleno de la CNMC, que integran sus 10 miembros. Se trata de una reunión clave, porque los seis consejeros disidentes que hace varias semanas plantearon en otro pleno la pérdida de confianza al director de Promoción de la Competencia, Antonio Maudes, están a la espera de que se les entreguen las actas de aquel. Solo con aquellas podrían tomar medidas, toda vez que el presidente, José María Marín, se negó a debatir “medidas a adoptar” respecto a un directivo al que consideran “un obstáculo” para el funcionamiento del organismo.

Así lo indicaron en el escrito que registraron antes del pleno, en el que pedían que se incluyera la reprobación de Maudes en el orden del día. Los seis consejeros, entre los que se incluye la vicepresidenta, María Fernández, mantienen su decisión de trasladar la cuestión al Abogado del Estado.