Mercados de materias primas

¿Por qué sube hoy el petróleo? Hay una explicación racional

El barril de Brent se anota una subida considerable
El barril de Brent se anota una subida considerable

En el mercado de petróleo todo gira en torno a la sobreoferta que, desde mediados de 2014, lastra el precio del barril. El fracaso de la reunión de Doha, en la que 16 potencias productoras de crudo se reunieron para encontrar un acuerdo que permitiese estabilizar la cotización del oro negro, no sorprendió a muchos analistas (las probabilidades estaban al 50%, según Bloomberg). En cualquier caso, estos expertos sí recibieron una noticia inesperada, toda vez que el mercado reaccionó ayer al contrario de que se podía prever.

El petróleo comenzó cediendo un 7% para su modalidad Brent, referencia en Europa. La congelación de los niveles de producción, acuerdo sobre el que se había asentado una recuperación de más del 35% del precio, no iba a llevarse a cabo y los inversores comenzaban a temblar.

Contra todo pronóstico o, al menos, contra el de la mayoría, el crudo comenzó a reducir las pérdidas a velocidad de crucero, pasando del 7% al 4% en unas horas para acabar cerrando con una ligera corrección del 0,4% tras un breve paso, incluso, por terreno positivo.

Kuwait se antoja como el origen de toda esta "irracionalidad" del mercado de petróleo que hoy se anota ya una subida de más del 2% y cotiza a niveles previos a la reunión de Doha. El país vive una huelga en el sector petrolífero desde el domingo que ha provocado que su capacidad productiva se resienta hasta caer a los 1.5 millones de barriles diarios frente a los tres millones de barriles que Kuwait alcanzó en marzo.

"La huelga se sigue", indicó a Bloomberg a través de un sms el portavoz de la compañía nacional de petróleo de Kuwait, Khaled Al- Asousi. Los trabajadores siguen sin acudir a sus puestos de trabajo en el que es el tercer día de disputas en busca de mejoras salariales. Según informaron fuentes del Gobierno kuwaití, se celebró una reunión con los sindicatos el martes que se cerró sin acuerdo.

La cuestión es que esta merma temporal en la producción de Kuwait ha sido suficiente para, dejando al margen los repletos inventarios, eliminar la brecha entre la oferta y la demanda de petróleo mundial. Los inversores han elegido centrarse en esta noticia y propulsar el precio del oro negro que, con sus 43,74 dólares para la modalidad Brent, desafía a aquellos que auguraban fuertes caídas tras el fracaso en la cumbre.   

"La caída en el precio del petróleo que siguió a la cumbre de Doha fue de una duración cortísima", explica Jens Nervig Pedersen, analista del Danske Bank de Oslo. "Aunque se verá que la huelga de Kuwait es una insignificante disrupción temporal, ahora ha centrado toda la atención", vaticina el experto.