Informe de coyuntura trimestral

La mitad de los exportadores prevé vender más este año

Química y automoción, los sectores más optimistas respecto a su cartera de pedidos

La competencia en precios es el principal obstáculo que detectan las compañías

Contenedores en el puerto de Las Palmas (Gran Canaria)
Contenedores en el puerto de Las Palmas (Gran Canaria)

La desaceleración de la economía mundial no parece haber hecho mella en las compañías exportadoras españolas. Así se desprende de la encuesta de coyuntura de exportación, que realiza trimestralmente el Ministerio de Economía, en la que el indicador que mide la actividad exportadora se ha situado entre enero y marzo en 22,4 puntos, lo que supone un alza de 1,5 puntos respecto al anterior trimestre y recuperar los niveles registrados a principios de 2015.

La encuesta, realizada a 2.000 empresas que exportan regularmente (cuatro años seguidos) más de 30.000 euros anuales, entre el 22 de febrero y el 8 de marzo, refleja mejorías en la cartera de pedidos actual y a tres meses. El 34% de las compañías encuestadas considera que sus ventas estaban creciendo entre enero y marzo, 1,5 puntos más que en el anterior trimestre. Para el segundo trimestre, el 38,9% de las compañías, 2,5 puntos más que en el anterior trimestre, auguran un crecimiento de sus pedidos. Si el período analizado es de doce meses (del primer trimestre de 2016 al primero de 2017) se producen caídas de 7,4 puntos, pero constatan que el 43,9% de los encuestadosprevé vender más en los siguientes doce meses.

Por sectores, los más optimistas respecto a su cartera de pedidos son el químico y la automoción, en línea con el cierre del 2015, en el que ambos sumaban una tercera parte de las exportaciones españolas. Por tamaño de empresa, las expectativas van creciendo en función de la facturación de las empresas hasta alcanzar el máximo en aquellas que superan los 15 millones de euros, con un índice de 24,8 puntos, por encima de la media.

El convulso panorama internacional, con una desaceleración generalizada en muchas economías, cambios en las divisas y desplome del precio del petróleo, ha provocado cambios entre los factores que las empresas consideran como obstáculos para su actividad. Si en el pasado la carestía del barril de petróleo era la principal barrera y el tipo de cambio, con un euro depreciado, en el primer trimestre el principal obstáculo, con un 57,8% de las respuestas, es la competencia en precios. El segundo, ya muy alejado, es el precio de las materias primas, con un 32,6% de las respuestas. Esa mayor competencia ha tenido un impacto directo en los precios de exportación y en los márgenes que las compañías obtienen por su actividad. El 28% de los encuestados, el porcentaje más elevado en cinco trimestres, reconoce que sus precios bajaron entre enero y marzo, mientras que el 26,8%, también al cifra más alta en quince meses, han visto reducidos sus márgenes en el primer trimestre.