Estreno bursátil

Parques Reunidos dará una rentabilidad por dividendo en torno al 2%

Una de las montañas rusas del Parque Warner en Madrid, propiedad de Parques Reunidos.
Una de las montañas rusas del Parque Warner en Madrid, propiedad de Parques Reunidos.

Parques Reunidos espera entre hoy y el jueves el visto bueno de la CNMV para salir a Bolsa y captar capital por unos 525 millones de euros. El grupo de parques de ocio prevé dar una rentabilidad por dividendo en el entorno del 2%.

La salida a Bolsa de Parques Reunidos calienta motores después de que la pasada semana la CNMV diera luz verde a los folletos de Dominion y Telepizza. Una aprobación que, en el caso del grupo de parques temáticos, se producirá entre hoy y el jueves, según fuentes conocedoras de la operación. Eso sí, solo los inversores cualificados podrán comprar en la salida a Bolsa; los pequeños inversores deberán esperar a que empiece a cotizar.

La compañía, de la que la firma de capital riesgo Arle Capital controla un 65% y el resto está en manos de otros socios minoristas, entre los que destaca su equipo directivo, prevé realizar una ampliación de capital por unos 525 millones, dirigida a reducir su endeudamiento. A cierre de 2015, Parques Reunidos tenía un pasivo financiero neto de 1.074 millones.

Junto a la emisión de nuevas acciones, el grupo no descarta que sus actuales accionistas se desprendan de una parte de sus títulos en un proceso en el que Morgan Stanley y Deutsche Bank actúan como coordinadores y en el que también participan Santander, Barclays, BNP Paribas, Intesa, BBVA, Sabadell y CaixaBank.

La empresa, dirigida por Fernando Eiroa, anunció el mes pasado que sus planes pasaban por retribuir al accionista. Y este premio supondrá una rentabilidad por dividendo en el entorno del 2%. El porcentaje final dependerá del precio al que coloque sus títulos en el parqué. Parques Reunidos prevé volver a la Bolsa el próximo mes de mayo, en el que ya cotizó entre 1999 y 2003, antes de ser adquirida por Advent International, firma de capital riesgo que la excluyó y que tres años más tarde vendió Parques Reunidos a Candover, ahora Arle Capital.

En su retorno al parqué, la compañía tendrá una valoración de entre 1.500 y 2.000 millones, lo que supondría la mayor colocación en Bolsa en España de una empresa desde la OPV de Aena. Cuando abandonó la Bolsa se valoró en 170 millones.

El grupo registró en el ejercicio fiscal 2015, finalizado en septiembre, unos ingresos de 605,5 millones de euros y un ebitda de 194,8 millones, un 32% más que tres años antes. Parques Reunidos, que cuenta con 55 parques temáticos y de ocio repartidos en 12 países, prevé potenciar con esta operación su crecimiento, para el que cuenta con una cartera de contratos bajo gestión en estudio de 30 activos, a los que se suma el nuevo negocio de centros comerciales.

La empresa amortizará su emisión de bonos en EE UU

La ampliación de capital de Parques Reunidos por unos 525 millones de euros irá destinada a reducir su endeudamiento financiero y a abaratar sus costes financieros, por los que desembolsó 22,8 millones entre septiembre y diciembre, su primer trimestre fiscal.

La empresa tiene una deuda bruta, que según S&P asciende a 1.300 millones de dólares (unos 1.150 millones de euros) de los que un tercio, unos 430 millones de dólares corresponden a una emisión de bonos de una de su filial estadounidense, Palace Entertainment, que vence el próximo año, y que previsiblemente el grupo amortizará con la salida a Bolsa.

Parques Reunidos tiene además que refinanciar una línea de crédito de 120 millones de dólares que expira en enero de 2017. La empresa, según una reciente presentación, ha logrado ya un acuerdo para refinanciar deuda con una nueva línea de crédito de 575 millones de euros y un crédito revolving de 200 millones.