Talentum Schools enseña programación y robótica a los niños

Telefónica forma a los emprendedores del futuro

El proyecto busca dar a conocer la tecnología a los más pequeños

Niños del Colegio Sagrado Corazón de Rosales construyen un robot renacuajo de BQ y lo programan para que sea capaz de seguir un circuito.
Niños del Colegio Sagrado Corazón de Rosales construyen un robot renacuajo de BQ y lo programan para que sea capaz de seguir un circuito.

Cuando doy a la tecla e disparo y salen bolas y si me acerco a ese barco, que es malo porque ha robado un banco, me cargo de supervelocidad”, dice Álvaro. Y acto seguido aclara: “Lo he hecho yo solo, ¿eh?”. Así describe Álvaro, un niño de 10 años, el desarrollo del mundo virtual que ha diseñado con Kodu, un sistema de Microsoft.

Es uno de los alumnos del programa Talentum Schools de Telefónica que se imparte en el Colegio Sagrado Corazón de Rosales, en Madrid. Se trata de un proyecto que busca dar a conocer la tecnología a los más pequeños, incentivar sus vocaciones tecnológicas para que solo con el límite de su imaginación sean capaces de crear sus propias soluciones, dar respuesta a alguna necesidad y mejorar su entorno.

Fomentando el desarrollo de los peques

El programa reza: “Enseñar no solo a leer sino también a escribir”. Con él Telefónica pretende fomentar la vocación digital de los niños y despertar su creatividad y capacidad de innovación.

La programación y robótica en edades tempranas ayuda a la resolución y a la verbalización de problemas, al trabajo en equipo y a aprender a aprender. “Estos talleres inculcan a los niños el pensamiento transversal y analítico, de este modo son capaces de enfrentarse a los problemas que se van planteando a lo largo de su trayectoria”, asegura Rosalía O’Donnell Baeza.

Rosalía O’Donnell Baeza, responsable del proyecto de la operadora, explica cómo nació: “Al darnos cuenta del gran descenso de alumnos en las carreras universitarias de las áreas tecnológicas y conocer de primera mano la necesidad real que ya existe, y que va a ir en aumento, de personal cualificado en este ámbito, queríamos buscar una solución”. “Desde Telefónica creemos que fomentar las vocaciones tecnológicas y el contacto temprano de los niños con la tecnología, no solo como usuarios sino como creadores, fomentará la elección de estudios universitarios de estas áreas en el futuro, lo que se traducirá en un nacimiento de un gran número de emprendedores”, asegura O’Donnell.

“Es sorprendente ver la facilidad que tienen los niños para aprender el lenguaje de la programación. Muchos colegios fuerzan incluyendo la formación integral en esta área desde el principio. Nosotros preferimos ir dando pequeños pasos e ir inculcándoles valores para que sepan cómo comportarse adecuadamente frente a la tecnología. De hecho, este es uno de los principios de nuestra institución y Telefónica nos ayuda a lograrlo”, cuenta la directora del colegio, María del Carmen Espinosa de los Monteros

Talentum Schools comenzó a desarrollarse en 2013. Al principio la compañía solo realizaba talleres en sus tiendas distribuidas por toda España. Desde entonces se dan clases de realidad aumentada y programación, que abren el camino a los más pequeños (desde los cuatro años). A los cinco años, los robots Dash & Dot ya consiguen despertar su interés por esta rama formativa. La electrónica llega a los 10 años y para los más mayores, hasta 18 años, se imparten cursos de diseño y aplicaciones móviles.

La iniciativa caló hondo y su éxito llegó pronto a los oídos de varios directores de colegio que solicitaron a Telefónica poder ofrecer los talleres a sus alumnos. Así comenzaron las pruebas: periodos entre los 45 y 60 días en donde se imparten 12 clases de 90 minutos a los niños con fondos de Telefónica, bien en horario escolar o con formato extraescolar.

Como al finalizar las pruebas piloto los colegios pedían la continuación de los talleres, Telefónica accedió. Para estos casos los programas sí tienen un pequeño coste: el de los hackers o mentores que imparten las clases. “Si es en horario escolar es el propio centro el que se hace cargo del pago, mientras que si se realiza como actividad extraescolar, el coste es de los padres”, explica O’Donnell Baeza.

En 2015, 1.000 niños de ocho colegios de España se vieron beneficiados por este proyecto. A esta cifra hay que añadirle los asistentes a los más de 50.000 talleres que se han desarrollado en las tiendas de 25 ciudades. Todos los mentores de Talentum Schools son jóvenes estudiantes o recién licenciados en carreras tecnológicas, la mayoría ingenieros de Informática o Telecomunicaciones.