Formación de Gobierno

Rajoy elude hablar de Soria en su primer acto público

Mariano Rajoy, a su llegada al congreso organizado por el PP en Zaragoza.
Mariano Rajoy, a su llegada al congreso organizado por el PP en Zaragoza. EFE

Mariano Rajoy se ha referido este sábado a la situación política en España en un acto celebrado por el Partido Popular en Zaragoza. El presidente en funciones ha evitado hacer declaraciones sobre la situación del partido y de su Gobierno tras la renuncia del ya exministro de Industria, José Manuel Soria. El que fuera responsable también de Turismo, defendió ayer en una entrevista en 13Tv que no ha cometido ninguna ilegalidad. El jefe del Ejecutivo no ha comentado estas palabras.

El presidente del Gobierno en funciones ha remarcado su intención de renovar al mando del ejecutivo con un pacto con el PSOE y Ciudadanos. A unos días para cumplirse el plazo para formar Gobierno, Rajoy ha señalado que "la única opción posible es la que nosotros planteamos".

Rajoy se ha mostrado de nuevo muy crítico con las otras dos opciones. El pacto del PSOE con la izquierda y nacionalistas que "por suerte para los españoles" no ha fructificado. En el caso del pacto PSOE-Ciudadanos, ha recordado que "el problema es que la artimética no da".

El presidente en funciones ha hecho estas declaraciones en la clausura de las jornadas que ha celebrado el Partido Popular en Zaragoza sobre educación. En su alocucion a los militantes, el presidente se ha referido a cinco puntos para el plan de Gobierno que ofrece al PSOE y a Ciudadanos.

"La gente tiene ya conocimiento de causa para poder opinar sobre unos y otros", ha señalado, tras las "situaciones inéditas como la que se ha producido tras el 20D". "Nosotros vamos a seguir planteando a los españoles unas propuestas en serio", ha asegurado. "Cuando se llega al Gobierno se llega aprendido".

Rajoy ha señalado la necesidad de firmar un acuerdo con cinco puntos programáticos. En este sentido, ha apuntado que el fundamental es el empleo y el crecimiento económico. En segundo lugar, un pacto de estado para blindar la unidad nacional "frente a los que la atacan". En tercer lugar una defensa del programa de pensiones y del estado del bienestar en España. El cuarto de los puntos consiste en mantener la seguridad y defender los derechos de los españoles frente al terrorismo que se produce "lejos de nuestras fronteras pero por desgracia también dentro".

Rajoy ha afirmado que el último de los puntos pasa por regenerar la politica. El presidente del Gobierno y del PP hace estas declaraciones justo un dñia después de que el ministro de Industria en funciones, José Manuel Soria, haya dimitido.

En cuanto a la materia que le ha llevado a Zaragoza, la educación, el presidente ha pedido un pacto de Estado que no pase por derogar la LOMCE. En este pacto, ha remarcado la importancia que debe tener el docente, así como una "mochila digital" que conlleve la gratuidad de los dispositivos electrónicos necesarios para cada alumno.

En cuanto a los docentes, considera que en diez años todo universitario deba acreditar el nivel B2 de inglés. Por ello, ha señalado que en el acuerdo debería entrar un plan de formación en inglés para el profesorado. "Queremos un pacto educativo por primera vez en Espña desde 1977. Lo queremos desde siempre. Pero hasta ahora no ha sido posible.", ha señalado. "Ahora es el momento en el que la artimética nos obliga.

"Se puede hacer y lo vamos a hacer", es la frase que más ha repetido Rajoy en su discurso, pidiendo un pacto que también incluya un programa de atención al menor para evitar los casos de acoso entre los alumnos.

"Hay que seguir incrementando la partida dedicada a becas", ha señalado Rajoy. El presidente en funciones ha señalado que se compromete a que "nadie deje de estudiar por razones económicos". A lo que ha añadido que va a defender la "libertad de elección" de los padres a través de los centros públicos y concertados.