Consejo de Ministros

Montoro anuncia un recorte del gasto de 2.000 millones

Hacienda sugiere que permitirán un mayor margen fiscal a las autonomías

Déficit público en España

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha anunciado que la Administración central aplicará un ajuste de 2.000 millones. El Consejo de Ministros ha abordado la aprobación de un acuerdo de no disponibilidad, la misma medida que Montoro exige a una docena de comunidades autónomas.

Montoro señaló que la Administración central cumplió su objetivo de déficit, pero no la regla de gasto y, por ello, se aplicará un recorte presupuestario. Aseguró que no afectará a partidas sociales como pensiones, desempleo o becas. Hacienda señaló que el ajuste se concentrará en el capítulo VIII de activos financieros que tengan efecto sobre el déficit público.

El movimiento de Hacienda se produce horas antes de que Montoro se reúna en el Consejo de Política Fiscal y Financiera con los consejeros autonómicos del ramo. De alguna forma, el Gobierno pretende demostrar que la Administración central también asume su responsabilidad en la reducción de los números rojos. La relación entre Hacienda y las comunidades es muy tensa después de que Montoro culpara a las autonomías del incumplimiento del objetivo de déficit público y aplicará por primera vez medidas coercitivas contempladas en la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

La semana pasada, Montoro envió una carta a doce comunidades exigiendo la aprobación de un acuerdo de no disponibilidad. Las autonomías aseguran que no pueden aplicar más ajustes y algunas como la Generalitat de Cataluña ya han anunciado que no cumplirán el acuerdo de no disponibilidad. Sin embargo, según la Ley de Estabilidad, incumplir la directriz de Hacienda puede originar la intervención de la comunidad por parte del Gobierno central.

Montoro recordó que su actuación responde a las exigencias de la Comisión Europea, que pidió que el Gobierno aplicará medidas para corregir el déficit autonómico. Aun así, Montoro sugirió que el objetivo de estabilidad se flexibilizará. Aunque esta medida se adoptará en un futuro Consejo de Política Fiscal y Financiera y después de que el Gobierno acuerde con Bruselas una nueva senda. Las autonomías deben reducir su déficit público del 1,66% registrado en 2015 al 0,3%, un recorte inabarcable y que se revisará.