Escándalo fiscal

Los casos de corrupción tras los que Soria sí logró sobrevivir

Parque eólico en las Islas Canarias.
Parque eólico en las Islas Canarias.

Caso Eolo, caso Góndola, Caso Faycan... Son nombres que han sonado durante años en el Partido Popular de Canarias, que el exministro José Manuel Soria ha gobernado con mano férrea desde 1999. La mayor cantidad de casos surgió a mediados de la década pasada.

El mayor de estos casos es la conocida como trama eólica, que se destapó en 2006 a raíz de la denuncia planteada por un empleado de Wilebaldo Luis Yanes, quien aseguraba que desde la Dirección General canaria de Industria (entonces gobernada por el PP y cuya consejería estaba tutelada por Luis Soria, hermano de Soria) se había tejido una red de favores entre funcionarios, políticos y empresarios para hacerse con las mejores concesiones de instalación de aerogeneradores.Soria no sería imputado por delito alguno, pero el caso sí le costó la carrera política su hermano Luis.

José Manuel Soria sí fue imputado por un presunto delito de cohecho en el llamado caso Salmón. Según la denuncia del periodista y empresario local Carlos Sosa (con quien Soria ha mantenido intensas tensiones a lo largo de los años) el expresidente del PP favoreció cuando presidía el Cabildo grancanario al fallecido empresario noruego Bjorn Lyng propietario de la empresa Anfi del Mar. La juez, sin embargo, señaló que no puede considerarse como un soborno la aceptación por parte de Soria de la invitación que el empresario Bjorn Lyng le hizo para viajar a Austria y Noruega, e indica que tampoco queda acreditado el delito de negociaciones prohibidas a funcionarios públicos imputado al diputado regional y secretario general del PP, Manuel Fernández.

Durante su presidencia en el PP, además, ha registrado repetidos casos de corrupción urbanística en municipios grancanarios como Mogán, Santa Brígida o Telde.

El último de los escándalos relacionados con Soria fue su estancia en un hotel de lujo propiedad del empresario Enrique Martinón en Punta Cana, por la cual el ministro pagó 70 euros la noche cuando su precio asciende, según los medios, a 1.300, un caso destapado por Canarias Ahora, un periódico que fundó el citado Carlos Sosa