Automóviles

Mercedes, en lucha por ser el líder de los coches premium

La batalla por el liderazgo de los coches 'premium'

Mercedes Benz está cada vez más cerca de su objetivo de liderar las matriculaciones de vehículos premium o de alta gama en el mundo, superando a su rival BMW y dejando atrás a Audi. Las matriculaciones de la automovilística alemana Mercedes Benz crecieron al doble de velocidad que la de su rival BMW en el primer trimestre del año. La enseña del grupo Daimler incrementó sus ventas a nivel mundial un 13% y entregó 483.487 vehículos hasta marzo, según los datos facilitados por la propia empresa. Las entregas de su rival, la también alemana BMW, crecieron un 6%, hasta las 478.743 unidades, según las cifras comunicadas ayer por la compañía.

El tercero en discordia, Audi, se mantuvo en la tercera posición con un incremento de las entregas del 4%, hasta las 455.750 unidades, tal y como detallaron desde el grupo Volkswagen, los dueños de la enseña.

De hecho, el mes de marzo ha sido especialmente positivo para la marca, que matriculó 198.921 unidades, con un crecimiento del 8,4%. La compañía no había entregado “tantos coches en un solo mes” nunca antes, aseguraron desde la empresa. El crecimiento del 12,6% registrado hasta marzo también ha sido el “mejor trimestre de la historia de la compañía”, recalcaron.

De este modo, Mercedes Benz pone en riesgo el liderazgo de BMW en matriculaciones en el segmento premium por primera vez en la década. Colocarse el primero en esta pelea por la mínima a tres bandas es el objetivo de la marca de Daimler, que ha planteado esta meta como objetivo estratégico para 2020.

Los expertos consultados por Bloomberg estiman que la automovilística podría conseguir este hito mucho antes de lo previsto, dados los buenos datos de ventas que están registrando su nueva gama de producto, sobre todo los todocaminos (SUV, por sus siglas en inglés) GLC. Este segmento incrementó sus ventas en un 44% en marzo, hasta las 62.595 unidades y ha ampliado su gama en los últimos meses con el GLC Coupé. Además, a este impulso le ha ayudado también el crecimiento del 26% de sus ventas de vehículos compactos, de los que ha vendido más de 150.000 unidades.

La buena acogida de la nueva gama de Mercedes contrasta además con el hecho de que BMW tiene pendiente una renovación de sus modelos más relevantes, como el sedán serie 5, que no llegará gasta el año que viene.

Si bien la realidad es muy favorable para BMW y Mercedes en el mundo, la primera posición en ventas en Europa es para Audi. La enseña del grupo Volkswagen arrebató el liderazgo a Mercedes en 2009 y superó tanto a la marca de Daimler como a BMW en ese mismo año, sin que ninguna de las dos le haya puesto en duda el trono desde entonces. En 2015, Audi matriculó 743.498 unidades en Europa, con un crecimiento del 5,4% respecto del año anterior. El grupo Volkswagen es el más vendido en Europa gracias a la potencia de sus doce marcas, que acumulan una cuota de mercado europea que roza el 25%. El coche más vendido en Europa es el Volkswagen Golf.

La pelea es siempre por la mínima y en el caso de BMW y Mercedes, se quedaron a solo 1.000 unidades de diferencia en 2015. BMW vendió 720.665 automóviles en el año frente a los 719.208 vehículos comercializados por Mercedes en el año. En 2008, Mercedes vendió 668.023 unidades frente a las 645.365 de Audi ese año.