Desarrollo inmobiliario

La Operación Chamartín contará con la torre más alta de Europa

La conocida como Operación Chamartín de Madrid tendrá el rascacielos más alto de la Unión Europea. Así lo confirmó este miércoles Antonio Béjar, presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), empresa controlada en más del 70% por el BBVA. Esta es la compañía promotora encargada de la prolongación Norte de la ciudad. La torre contará con 70 plantas, aunque desde DCN no se definió la altura total.

Además, Béjar avanzó que el proyecto contempla otros cinco rascacielos de altura similar a las conocidas como cuatro torres de la antigua ciudad deportiva del Real Madrid. Este anuncio lo hizo en el Foro Urbanismo Sostenible, organizado por el diario El País y patrocinado por BBVA y Distrito Castellana Norte.

¿Cómo será el nuevo barrio?

Además del nuevo distrito financiero con las seis torres, el 80% del suelo estará destinado a infraestructuras. De ellas, 18% corresponde a zonas verdes, el 9% a equipamientos públicos, el 27% a uso ferroviario y el 25% a viario público y servicios urbanos. El 20% restante se dedica a oficinas y a 17.000 viviendas. Se prevén tres nuevas pasarelas peatonales, cinco puentes para vehículos, tres nuevas estaciones de Metro, dos de Cercanías y 12,8 kilómetros de vías ciclistas. Además, se cubrirán 240.000 m2 de vías férreas. Se plantean además 20 centros educativos y tres centros de salud.

El plan parcial de la prolongación de la Castellana fue aprobado por el equipo de Gobierno de la exalcaldesa Ana Botella (PP) en 2015, pero todavía no ha sido refrendado por el pleno municipal. El nuevo Ayuntamiento liderado Manuela Carmena (Ahora Madrid) está en este momento reevaluando este proyecto. “Estamos a la espera del permiso municipal. En cuanto llegue ese permiso, comenzaremos a trabajar”, reconoció Béjar.

Esas seis nuevas torres constituirán, según la promotora, el nuevo distrito de negocios de Madrid, en la proyectada prolongación de la Castellana, a semejanza de La Defénse en París o Canary Wharf en Londres.

  • Discusión con el equipo de Carmena

La pasada semana precisamente, José Manuel Calvo, concejal de Urbanismo de Madrid, anunció que los técnicos municipales están trabajando en un plan alternativo al de la promotora y recordó que está abierto a negociar con la empresa.

“No es razonable que para desarrollar una serie de estaciones de Metro, una losa de 800 millones o la mejora del Nudo Norte, se tenga que construir 55 torres como las de la ciudad deportiva” del Real Madrid en la Operación Chamartín, se quejó el concejal el pasado viernes. Este miércoles, la promotora sin embargo quiso dejar claro que solo construirán seis rascacielos en ese entorno. "Ahora hemos decidido dar un paso más y avanzar algunos aspectos para acabar con especulaciones", añadió Béjar. "Eran solo seis torres y siempre han sido seis torres".

Actualmente, Distrito Castellana Norte tiene el derecho sobre la mayor parte de estos terrenos, fundamentalmente ferroviarios en el entorno de la Estación de Chamartín, adquiridos a Adif, compañía a la que se comprometió a pagar más de 1.200 millones de euros. Pero BBVA puso fecha final a ese pacto el 31 de diciembre de 2016. Sobre si el banco o DCN dará un ultimátum al Atuntamiento, Béjar consideró que no existe tal exigencia, "pero no se puede exigir a nadie que invierte eternamente".

Paralizada durante más de 20 años

Lo que se ha conocido históricamente como Operación Chamartín comenzó en los años noventa, como una idea de Josep Borrell, entonces ministro de Obras Públicas, para soterrar las vías de la Estación de Chamartín y permitir la unión entre los barrios separados. Pasaron los años y las distintas Administraciones (PP y PSOE) no concretaron ningún plan, hasta 2015, cuando la exalcaldesa Ana Botella aprobó el plan parcial liderado por Distrito Castellana Norte (BBVA), pero no lo llevó al pleno municipal. El nuevo equipo de Manuela Carmena (Ahora Madrid) estudia actualmente el proyecto.

Respecto al ayuntamiento, reconoció que están a la espera: "Podemos empezar a urbanizar ya".

  • ¿Cómo es el proyecto?

El plan de inversión de BBVA es de 6.000 millones, de los que 1.400 millones irán destinados a infraestructuras y urbanziación de un terreno con una superficie de 3,7 millones de metros cuadrados.

En esa inversión está comprometido la construcción de un nuevo nudo norte de la M-30, el cubrimiento de las vías de la Estación de Chamartín o la ampliación de la línea de Metro. En total, la promotora calcula que Madrid se beneficiará de 3.340 millones en ingresos fiscales a lo largo de los 20 años de duración del proyecto. “El 80% de los terrenos vuelven a la ciudad a través de equipamientos y zonas verdes y solo el 20% están destinados a viviendas y oficinas”. El proyecto tiene previsto levantar alrededor de 17.000 viviendas.

"Además, se construirá el segundo parque en extensión de Madrid", adelantó el presidente de DCN. "Nuestro proyecto respeta escrupulosamente el marco legal", aañdió este directivo con amplia experiencia en el BBVA.

 

La urbanización del proyecto

El presidente de Distrito Castellana Norte recordó ayer que este proyecto se convertiría en la quinta prolongación del eje de la Castellana en dos siglos. En este caso afecta a 3,1 kilómetros al norte, desde la Estación de Chamartín hasta la M-40, sobre alrededor de 3,1 millones de metros cuadrados.

Según este directivo, la ciudad ha ido creciendo a ambos lados de este eje. “Esta es la primera vez que a izquierda y derecha está todo construido. Hay una brecha. La ciudad tiene una herida”, apuntó Béjar. Actualmente, la zona está degradada y los barrios al Este y al Oeste están separados por las vías del tren.