Arquitectura

Calatrava construirá el rascacielos más alto del mundo en Dubái

El proyecto del arquitecto superará en altura los 828 metros del Burj Khalifa

Calatrava construirá el rascacielos más alto del mundo en Dubái

El arquitecto español, afincado en Suiza, Santiago Calatrava presentó ayer en Dubái el que será el próximo icono del emirato: una torre inspirada en la flor de lirio y en el minarete de las mezquitas, con altas pretensiones. Tendrá una altura, aunque no se ha especificado todavía, superior a los 828 metros que tiene el edificio Burj Khalifa, también en Dubái, hasta el momento el más alto del mundo. De momento y sobre la maqueta, el Dubái Creek Harbour nace con la pretensión de ser el icono que marcará el skyline de este emirato del golfo Pérsico.

El presidente de Emaar Properties, promotora de la construcción, Mohamed Alabbar, adelantó que las obras comenzarán entre junio y julio de este año, y finalizarán antes de la celebración de la Expo 2020 en Dubai. El vicepresidente de Emiratos Árabes Unidos y gobernador de Dubai, el jeque Mohamed bin Rashid al Maktum, fue quien eligió, entre cinco propuestas de destacados arquitectos internacionales. “La torre es nuestro tributo a la positividad, energía y optimismo que celebra Dubái. Será el destino para que lo visite el mundo y lo disfrute. Se trata de un valor económico a largo plazo”, señaló el constructor.

Por su parte, el arquitecto destacó que el diseño presenta una referencia al arte clásico del pasado y de la cultura de un lugar al tiempo que sirve como gran hito tecnológico”. Los materiales que se utilizarán serán cristal, principalmente, y cables resistentes, que ensamblarán la torre con el suelo y cuyo diseño está inspirado en las delicadas nervaduras de las hojas de lirio, destacó Calatrava durante la presentación del proyecto. El edificio contará en su interior con 20 plantas de apartamentos, un hotel, restaurantes, jardines y varios observatorios con vistas de 360 grados de la ciudad.

La torre de Dubái Creek Harbour, estará ubicada junto al río Creek, y será una fiesta por la noche, ya que se iluminará de color azul y verde.

En las manos de Calatrava se encuentra ahora el diseño de la que se espera sea la próxima gran “ciudad del futuro”, que tendrá una extensión de seis kilómetros cuadrados.