Hipotecas basura

Goldman Sachs pagará 4.400 millones por las subprime

Goldman Sachs uerda pagar una multa y millones de dólares en compensaciones

Goldman Sachs pagará 4.400 millones por las subprime

El banco de inversión Goldman Sachs pagará más de 5.000 millones de dólares (4.380 millones de euros) para cerrar el caso abierto en Estados Unidos por sus ventas de productos respaldados por hipotecas basura entre 2005 y 2007, según confirmaron hoy las autoridades del país.

El acuerdo, que ya había sido adelantado el pasado enero por la entidad, pondrá fin a varias investigaciones abiertas por sus prácticas en los años previos a la crisis financiera.

“Esta resolución hace a Goldman Sachs responsable de sus malas prácticas al asegurar falsamente a los inversores que los valores que vendía estaban respaldados por hipotecas sólidas, cuando sabía que estaban llenos de hipotecas que era probable que fallasen”, dice en un comunicado el número tres del Departamento de Justicia, Stuart F. Delery.

Goldman Sachs pagará una multa de 2.385 millones de dólares, abonará otros 875 millones para resolver las acusaciones de varios organismos federales y estatales y ofrecerá una asistencia de 1.800 millones de dólares a consumidores afectados por sus malas prácticas en forma de condonación de deudas y refinanciación.

Dentro de esa última cantidad también se incluyen inversiones en programas de construcción y rehabilitación de vivienda asequible y para la prevención de desahucios, entre otras ayudas.

Según las autoridades, el pacto “deja claro que ninguna institución puede ocasionar este tipo de daño a los inversores y a los estadounidenses sin sufrir serias consecuencias”.

“El acuerdo de hoy es otro ejemplo de la determinación del Departamento para exigir responsabilidades a aquellos que con sus conductas ilegales causaron la crisis financiera de 2008”, añade en la nota el jefe de la División Civil del Departamento de Justicia, Benjamin C. Mizer.

El Gobierno estadounidense destaca que el arreglo no impide futuros cargos penales contra Goldman Sachs y no libera a ningún individuo de su posible responsabilidad penal o civil.

Además, la entidad ha acordado “cooperar plenamente” con cualquier investigación vinculada a este caso.

En el acuerdo anunciado hoy, el banco reconoce oficialmente sus malas prácticas y señala, por ejemplo, que sabía que ciertas hipotecas no se atenían a la descripción hecha a los inversores.

El pacto alcanzado entre las autoridades estadounidenses y Goldman Sachs se suma a otros parecidos cerrados en los últimos años por el Gobierno con otras grandes entidades financieras involucradas en la crisis hipotecaria.

Bank of America, por ejemplo, acordó en 2014 el pago de una histórica multa de 16.500 millones de dólares por su papel en la comercialización y venta de activos respaldados por hipotecas basura previa a la crisis.

Mientras, Citigroup acordó abonar 7.000 millones de dólares y JP Morgan aceptó pagar unos 13.000 millones de dólares, también por sus malas prácticas hipotecarias.