Telecos

Telefónica moviliza al ex presidente de O2 para su filial alemana

Peter Erskine entrará en el consejo de administración de Telefónica Deutschland

Las filiales de Brasil, Chile o Perú también podrían afrontar distintas renovaciones

Peter Erskine, ex presidente de O2 y actual consejero de Telefónica.
Peter Erskine, ex presidente de O2 y actual consejero de Telefónica.

Telefónica ha encontrado un nuevo destino a una de sus principales figuras en el sector de las telecomunicaciones: Peter Erskine, ex consejero delegado y ex presidente de O2. El directivo británico va a pasar a formar parte del consejo de supervisión de Telefónica Deutschland (análogo al consejo de administración en las empresas alemanas), tal y como ha propuesto la compañía en el orden del día de la junta de accionistas que se celebrará el 19 de mayo.

Erskine ocupó el puesto de consejero delegado de O2 entre 2001 y 2006, pasando posteriormente a ocupar la presidencia. De hecho, era el máximo directivo de O2 en el momento de la compra del grupo a BT por parte de Telefónica y se mantuvo en el puesto hasta el año 2007. A lo largo de la última década, el ejecutivo ha estado muy ligado a Telefónica. De hecho ha sido miembro de su consejo de administración desde 2006 y renovará su cargo en la junta de accionistas que se celebrará el próximo 12 de mayo. Además, entre 2009 y 2015 fue presidente no ejecutivo de la empresa británica de apuestas deportivas Ladbrokes PLC, y tuvo un papel de relevancia en su fusión con Gala Coral Group.

Con el nombramiento, la operadora española parece querer reforzar su filial germana, división que aporta más del 16,7% de los ingresos del grupo y que compite con gigantes como Vodafone y Deutsche Telekom. En el consejo de Telefónica Deutschland, Erskine sustituirá a Antonio Ledesma, recientemente nombrado director financiero de Telxius, la nueva filial de la teleco que engloba las torres de telefonía móvil y los cables submarinos.

El consejo de Telefónica Deutschland tiene 16 miembros, y está presidido por Eva Castillo. Ocho de los integrantes son elegidos por la junta de accionistas y otros ocho por los trabajadores. Otros representantes de Telefónica son Ángel Vilá, director financiero del grupo, Laura Abasolo, Sally Ashford, Enrique Medina y Patricia Cobián.

De todas maneras, los cambios en los consejos de administración podrían afectar a otras filiales de Telefónica tras la renovación del propio consejo de la matriz, iniciada el pasado viernes coincidiendo con la llegada a la presidencia ejecutiva de José María Álvarez-Pallete. Y es que esta renovación ha supuesto la salida de Carlos Colomer, Fernando de Almansa, Alfonso Ferrari y Santiago Fernández-Valbuena. Estos tres últimos ocupan en la actualidad distintos puestos en consejos de administración en diferentes divisiones de la teleco en Latinoamérica.

Así, Fernández-Valbuena es vicepresidente del consejo de Telefónica Brasil, una de las principales filiales cotizadas del grupo, y consejero de Colombia Telecomunicaciones, Telefónica Móviles México y Telefónica Chile (en este último caso, suplente). Ferrari es consejero de Telefónica del Perú y Telefónica Chile (también suplente). Almansa es consejero de Telefónica Brasil y Telefónica Móviles México.

Dividendo y recompra de acciones en Alemania

La junta de accionistas de Telefónica Deutschland prevista para el 19 de mayo en la ciudad de Múnich tiene por delante un orden del día con distintas propuestas en diferentes ámbitos. Así, los accionistas votarán la propuesta del consejo de administración de distribuir un dividendo de 0,24 euros por acción.

El desembolso total de la compañía destinado a esta retribución a los inversores rondará los 714 millones de euros, en línea con el ejercicio anterior.

La operadora española percibirá más de 451 millones de euros del dividendo de su filial germana, dada su actual participación del 63,2% en el capital social en la compañía.

De igual forma, la junta votará una autorización al comité ejecutivo para adquirir acciones propias de la empresa hasta llegar al 10% del capital durante un periodo de cinco años. Los títulos podrían ser comprados directamente en el mercado o a través de ofertas públicas a los accionistas, según destaca la empresa en el orden del día de la junta.

Asimismo, Telefónica Deutschland no descarta que estos títulos puedan ser utilizados en el futuro para un posible scrip dividend. Hasta el momento, y desde su salida a Bolsa en octubre de 2012, la operadora ha pagado todos los dividendos en efectivo.

Telefónica Deutschland registró en 2015 unos ingresos de 7.888 millones de euros, un 1,2% más que en el año anterior, mientras que los ingresos por servicios móviles subieron un 0,1% hasta 5.532 millones. El beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (oibda) aumentó un 34,1% hasta 476 millones de euros. Telefónica Deutschland cerró 2015 con 48,4 millones de clientes, un 1,5% más.