Pablo Juantegui

El secreto está en el equipo

Con una dilatada carrera en diferentes multinacionales a sus espaldas, Pablo Juantegui, nombrado presidente ejecutivo de Telepizza, liderará la nueva etapa de la cadena

Caricatura de Pablo Juantegui, presidente ejecutivo de Telepizza.
Caricatura de Pablo Juantegui, presidente ejecutivo de Telepizza.

Convencido de que la gente de la calle es lo más importante en toda empresa, Pablo Juantegui (San Sebastián, 1961) no tuvo problemas en interpretar el papel de repartidor de Telepizza en un vídeo que pretendía reflejar cómo esa filosofía es una realidad en la empresa de comida a domicilio cuyos pasos guía desde finales de 2009. En esa fecha asumió el cargo de consejero delegado y ahora, a las puertas de la vuelta al parqué de la compañía, se convierte también en su presidente ejecutivo.

“Entrego el testigo al líder que Telepizza necesita para afrontar con éxito una etapa llena de oportunidades y numerosos retos”, aseguraba en el comunicado del nombramiento su predecesor en el puesto, Pedro Ballvé, que tras 17 años en el cargo pasa el testigo a Juantegui convencido de que “su visión de negocio, su compromiso y su capacidad de liderar equipos harán que Telepizza alcance los objetivos”.

El nuevo presidente ejecutivo de la multinacional española líder en servicio de comida preparada a domicilio en Europa tiene a sus espaldas un amplio currículum forjado en multinacionales de diferentes sectores. Nació en San Sebastián, una ciudad especial para él donde aún conserva amigos de la infancia. Sin embargo, gran parte de su carrera ha transcurrido en Madrid, donde reside en la actualidad y a la que considera su ciudad de acogida.

En CUNEF, en la capital, se licenció en Económicas y más tarde cursó un MBA por el Instituto de Empresa (IE). Su carrera comenzó en gigante informático IBM para después pasar por el fabricante de dulces y alimentación Mars, donde ejerció como director financiero. Esta compañía fue para él la gran escuela en la que aprendió esa importancia que tienen en toda empresa quienes dan la cara ante el cliente. También considera que aquella experiencia le enseñó a mantener permanentemente el foco en el crecimiento persiguiendo siempre la excelencia en productos y servicios.

Más tarde pasó por diferentes posiciones directivas en la cervecera estadounidense Coors Brewing y se convirtió en director general de las bodegas González Byass. También prestó sus servicios a Telefónica Publicidad e Información (TPI, hoy parte de Yell Publicidad) y a Sanitas. Como consejero delegado de la compañía de salud afrontó retos que en alguna ocasión ha confesado que fueron duros, como cambiar el modelo de gestión de la firma. Pero el esfuerzo dio sus resultados –Sanitas Seguros duplicó su beneficio neto e incrementó sustancialmente su base de clientes–. Antes de incorporarse a Telepizza, Juantegui pasó también por Bupa, matriz de Sanitas.

Este ejecutivo pone especialmente el foco en las personas que le rodean. Considera que una de sus virtudes en su trabajo es la capacidad para hacer equipos, puede que gracias a su obsesión por detectar el talento. “Hay que ser capaces de preparar a los que serán los futuros líderes de la empresa”, opina el directivo. En su modelo de gestión tampoco falta una dosis de reinvención. Valora a quienes no temen enfrentarse a nuevos desafíos y logran con ello obtener una visión global de las organizaciones.

La reinvención y el optimismo son para Juantegui una forma de vida, tal y como señala en su activa cuenta de Twitter. Y es que al nuevo presidente ejecutivo de Telepizza le fascinan las nuevas tecnologías en general, e internet en particular, y todas las posibilidades que estas herramientas ofrecen a los negocios. Su pasión le ha llevado, no solo a impulsar la presencia de Telepizza en las redes, sino también a convertirse en un modesto inversor y asesor de startups.

En su vida personal, el protagonismo se lo llevan su familia y amigos, con los que le gusta compartir el tiempo libre los fines de semana ya sea en un viaje o una comida –porque, como él mismo señala, “soy vasco y me gusta la buena mesa”–. Para este ejecutivo, los domingos son sinónimo de película o retransmisión de un partido de fútbol con los suyos y con una pizza. También le apasiona el deporte y disfruta navegando y practicando, entre otros, el esquí y el golf.

En esta nueva etapa en la que Telepizza planea volver a cotizar y captar entre 500 y 600 millones de euros, Pablo Juantegui ha dado muestras de que todos los esfuerzos de la empresa se concentrarán en crecer, siguiendo las lecciones que aprendió al principio de una carrera en la que todavía le quedan muchos más desafíos que afrontar.