Negociaciones para formar Gobierno

Podemos ve muy lejos el acuerdo pero anuncia la consulta a las bases

Anuncia que si la militancia respalda el acuerdo PSOE-C's aumirá su responsabilidad

Insiste en mantener la mano tendida para explorar la vía de un Gobierno progresista

Después de haberse reunido esta mañana con la dirección de Podemos, sus confluencias y la cúpula del grupo parlamentario, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha comparecido ante los medios de comunicación para dar cuenta de lo ocurrido en la reunión a tres celebrada ayer con el PSOE y Ciudadanos.

El líder de la formación morada ha asegurado que el documento de 20 propuestas que presentaron ayer fue recibido con inmovilismo por parte de socialistas y Ciudadanos. De hecho, ha explicado que tanto una formación como otra volvieron a insistir en que el acuerdo ha de construirse en torno al pacto suscrito entre Pedro Sánchez y Albert Rivera y que cuando preguntó si no prevén modificaciones a dicho acuerdo, contestaron que solo admitirán "retoques".

Metafóricamente, el secretario general de Podemos ha señalado que “parece que el PSOE hubiera viajado en avión al país de Ciudadanos y les hubieran secuestrado el pasaporte, y no se pueden mover de ahí”.

También ha precisado Iglesias que a lo largo de la reunión de ayer con PSOE y con Ciudadanos no se habló de fórmulas de gobierno, aunque “quedaron muy claros los límites”, por cuanto el Partido Socialista manifestó que “no estaba de acuerdo en ningún caso con explorar” la vía del Gobierno progresista, en tanto que Ciudadanos dejó claro que Podemos no tiene cabida en un Ejecutivo con ellos.

Por tanto, según su versión, “ni PSOE ni Ciudadanos están dispuestos a moverse programáticamente”, ya que a la pregunta “explícita” que Iglesias planteó ayer a la delegación de Ciudadanos sobre si el documento aceptaba retoques, esta delegación contestó que “sólo retoques”. “La respuesta es legítima, pero inmovilista”, ha incidido el líder de Podemos.

Por este motivo, Iglesias ha admitido que a pesar de mantener esperanzas en que pueda explorarse todavía la vía de un Gobierno progresista, "debemos ser muy claros y honestos con los ciudadanos". Por este motivo, ha anunciado que entre los próximos 14 y 16 de abril el partido consultará a sus bases. Realizará dos preguntas. La primera será: ¿Quieres un Gobierno basado en el acuerdo Rivera-Sánchez? y la segunda: ¿Estás de acuerdo con la propuesta de Gobierno de cambio que lideran Podemos, En Común Podem y En Marea? Iglesias ha explicado que él votará no a la primera y sí a la segunda.

El líder de la formación morada ha explicado que tendrán derecho a votar en esta consulta todos los militantes censados, un censo que se cerrará antes de que se inicie oficialmente la votación. Además, ha advertido que los resultados oficiales no se conocerán hasta el lunes 18 de abril.

En este sentido, Iglesias se ha comprometido a asumir “responsabilidades políticas” si las bases de su partido deciden apoyar “un Gobierno basado” en el pacto de PSOE y Ciudadanos puesto que vencería una posición “muy diferente” a la dirección, que apoya un Ejecutivo de coalición.

Al ser preguntado en rueda de prensa sobre si eso supondría su dimisión, Iglesias no ha aclarado cómo se concretaría la asunción de responsabilidades, pero sí ha insistido en que si las bases de Podemos apoyan una postura tan distante de la línea que ha mantenido la dirección, los miembros de la misma, empezando por su secretario general, tendrán que rendir responsabilidades.

Sobre si hasta esa fecha quedan suspendidas las negociaciones, Iglesias ha declarado taxativamente que no, ha insistido en la necesidad de avanzar en todas las cuestiones, siempre que por parte del resto de fuerzas políticas exista también esa voluntad.

Sobre la situación actual de la negociación, tanto Iglesias como el número dos, Íñigo Errejón, han insistido en que mientras su formación ha cedido en muchas de sus posiciones de partida, ni PSOE ni Ciudadanos parecen dispuestos a hacerlo.