Situación de las Bolsas

Las ‘manos fuertes’ no venden ante estas correcciones de los mercados

Los grandes inversores no han pestañeado ante las pérdidas en renta variable, sostiene GVC Gaesco
Los grandes inversores no han pestañeado ante las pérdidas en renta variable, sostiene GVC Gaesco

Las Bolsas en todo el mundo, y en particular en Europa, están sufriendo una severa corrección desde comienzos de año que, por momentos ha llegado a superar el 15% para varios de los grandes selectivos del Viejo Continente, como el Ibex o el Mib. Pese a ello, las perspectivas del mercado no asustan a los grandes inversores, las llamadas manos fuertes no han vendido ni tienen pensado alterar su estrategia a largo plazo por las oscilaciones del mercado.

“Si se miran los datos del volumen del Euro Stoxx 50 se ve como son muy bajos, lo que prueba que los grandes inversores no se han visto contagiados por los movimientos del mercado”, explica Jaume Puig, director general de GVC Gaesco gestión. ¿Quién o qué está provocando los números rojos que se aprecian día a día en la renta variable?

El petróleo cayó un 38% en menos de dos meses

"Es responsabilidad, sobre todo, de los fondos soberanos de los países productores de petróleo", señala el experto. Según sus análisis, Arabia Saudí, Noruega y Rusia, entre otros, se han visto obligados a deshacer sus posiciones en la renta variable como consecuencia del bajo precio del crudo, que desde diciembre de 2015 hasta que alcanzar mínimos el 20 de enero de este año, perdió un 37,5% de su valor.

"Las caídas de enero obligaron a los fondos VAR (que vende de forma automática cuando se alcanza el máximo de pérdidas que un inversor fija con anterioridad) a retirarse del mercado, provocando caídas todavía más acusadas en la renta variable", explica Puig que señala que, tras esta nueva oleada de ventas los grandes inversores tampoco pestañearon.

La puntilla que llevó a mínimos a prácticamente todas las Bolsas del mundo llegó en febrero, cuando los fondos que siguen tendencias hicieron su aparición. "Son las tres grandes oleadas que bajistas que hemos vivido, pero no deben preocuparnos porque no ha habido un contagio generalizado bajista", indica el gestor.

Y es que los datos arrojados por las compañías, tanto estadounidenses como europeas han reflejado un buen estado de las cuentas que no se refleja en su cotización. "En la última presentación de resultados, por cada dato que no superaba las expectativas en relación a los beneficios, más de tres sorprendían al mercado en el caso del S&P. En el Euro Stoxx 50 había más igualdad, pero el ratio se situó también por encima del uno, lo cual es positivo", analizó Puig que considera que, en la siguiente presentación de resultados las cifras serán aún mejores.