Crisis en el sector del tabaco

Altadis se ofrece a recolocar a 276 trabajadores de La Rioja

Manifestación en Logroño contra el cierre de la planta Altadis en La Rioja.
Manifestación en Logroño contra el cierre de la planta Altadis en La Rioja.

Altadis ha ofrecido este jueves varias opciones de recolocación a los trabajadores afectados por el cierre de la fábrica de La Rioja, que contemplan la recolocación de 276 por el cese de actividad de la planta que no estén en edad de acogerse a la prejubilación, según ha informado la tabaquera en un comunicado.

En concreto, en el cómputo total, el número de trabajadores afectados, que ascendía a 471 el pasado mes de enero, se ha rebajado a 464, de los que 185 podrán acogerse a la prejubilación y 276 tendrán la posibilidad de elegir entre varias opciones de recolocación interna, mientras que el resto son tres eventuales.

En la reunión, la dirección de la compañía ha concretado en 277 puestos las opciones disponibles de recolocación interna en distintas fábricas de Imperial Tobacco. De esa cantidad, 139 plazas serían en la factoría de puros y puritos mecanizados de Cantabria, mientras que las fábricas de cigarrillos de Radom y Tarnowo, en Polonia, y de Langenhagen, en Alemania, podrían acoger 98, 8, y 32 trabajadores, respectivamente.

Altadis ha recordado que la fábrica de Cantabria no dispone actualmente de vacantes disponibles, pero ha mostrado su compromiso de intentar resolver de la “mejor forma posible” la situación de todos los afectados, por lo que ha favorecido su decisión de extender la posibilidad de acogerse a la prejubilación a 139 trabajadores de este centro para que los afectados de Logroño dispongan de una opción más de recolocación.

Las condiciones de traslado a Cantabria contemplan una ayuda para vivienda durante 5 años, además de los costes de mudanza y de una bolsa económica para incentivar el traslado. Por su parte, los trabajadores que se prejubilarán para crear posiciones en la planta cántabra gozarán de las mismas condiciones que las ofertadas a los de Logroño, básicamente un 71% de salario bruto anual garantizado hasta la jubilación anticipada a los 62 años.

Respecto a las condiciones de traslado a las fábricas de Polonia o Alemania incluyen, entre otras, los gastos de traslado y mudanza, una asignación económica de compensación por la diferencia del coste de vida, ayuda para alquiler de vivienda, gastos de escolaridad para hijos entre 4 y 18 años, y clases de idioma para el empleado y su familia.

Altadis considera que con estas opciones de recolocación interna se produce un “avance significativo” en la negociación, procurando al mismo tiempo soluciones que no perjudiquen la sostenibilidad del centro cántabro y confía en alcanzar el mejor acuerdo posible para todas las partes antes del 30 de abril, fecha límite para la negociación.