Empresas turísticas

MSC Cruceros zarpa al futuro con cuatro nuevos barcos

Gianluigi Aponte, presidente de MSC Cruceros, sacude la mano del presidente de la República francesa, François Hollande.
Gianluigi Aponte, presidente de MSC Cruceros, sacude la mano del presidente de la República francesa, François Hollande. REUTERS

El viento sopla a favor. Se estima que este año casi 24 millones de personas tomarán un crucero. En 2006 esa cifra apenas alcanzaba los 14 millones. Las navieras tienen claro que el negocio crecerá tanto como su capacidad lo permita. Por ello, MSC cruceros, la mayor línea de cruceros de propiedad privada del mundo y líder en los mercados de Europa, América del Sur y África, ha anunciado este miércoles la firma de "una carta de intenciones" con el astillero francés STX France para la construcción de cuatro barcos de última generación que amplíen su actual flota.

De esta forma, la compañía amplia el plan de inversiones previsto hasta 2026, con un total de 11 buques en construcción. Los nuevos pedidos (dos en firme y dos en opción) supondrán una inversión adicional de 4.000 millones de euros.

Los prototipos World Class contarán con una diseño futurista y mayores espacios disponibles al aire libre para los pasajeros. Los nuevos barcos contarán con 2.700 camarotes, con capacidad para aproximadamente 5.400 personas, y serán capaces de desplazar 200.000 toneladas cada uno, funcionando con LNG (gas natural líquido). El primero de ellos está previsto que se entregue en 2022.

El acuerdo, presentado esta tarde en el Palacio del Eliseo con la presencia del presidente de la República Francesa, François Hollande, como si de un acuerdo de estado se tratase, sitúa al fabricante francés STX France como un socio estratégico de la naviera. De hecho, el astillero se encuentra en estos momentos construyendo otros cuatro buques (dos Meraviglia y dos Meraviglia Plus) de los 11 nuevos barcos que incluye el plan de inversión de la naviera hasta 2026 y que entregará escalonadamente a partir del año que viene. Este pedido adicional eleva la inversión total por encima de los 9.000 millones de euros.

Gran parte se quedara en Francia donde se están construyendo ocho de los nuevos barcos. Hollande, que concluyó el acto, se felicitó por lo que significa para la región de Normandía, donde está las instalaciones de STX France. Harán falta 37.000 millones de horas para concluirlos.

“Este anuncio demuestra que la industria presenta oportunidades significativas para crecer y avanzar”, ha asegurado Pierfrancesco Vago, presidente ejecutivo de MSC Cruceros, que ha recordado que este será la sexta asociación con STX France. “Es el reflejo de nuestro compromiso por la innovación. El nuevo prototipo será diferente a todo lo que existe actualmente en la industria. Será el que más comodidades y entretenimiento ofrezca, contando con un diseño vanguardista y tecnología inteligente”, ha añadido.

MSC Cruceros aumentó sus ventas en 2015 un 10%, alcanzado los 1,7 millones de pasajeros en todo el mundo a bordo de los 12 buques que tiene en funcionamiento en la actualidad. Cuando se concluya el plan de inversión, la empresa habrá doblado su oferta de camarotes actuales, pasando de 40.000 a 100.000. El objetivo es alcanzar los 3,5 millones de viajeros al año.

Oportunidad

Los puertos españoles son el segundo mercado de cruceros de Europa detrás de los italianos. Se estima que el año pasado se superaron, según las Autoridades Portuarias, los 8,1 millones de cruceristas (menos de un 5% es turismo nacional). Barcelona, una de los principales operadores de cruceros de España, será la base desde el próximo año de uno de los nuevos buques.

El sector genera en España un impacto económico que supera, según estima la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA), los 1.200 millones de euros y da empleo a más de 26.000 personas.