El Foco

Empresa española: destino Emiratos Árabes Unidos

Dicen que España es el país con mayor número de oficinas bancarias del mundo. También se afirma lo mismo de los bares: 5,4% de las 3,2 millones de empresas que tiene España; según el INE, el 99,88% son pymes. Sin embargo, de las primeras, esta Semana Santa encontré oficina de representación de CaixaBank-La Caixa en Dubái (Emiratos Árabes Unidos, EAU), pero no vi ningún bar (obvio: país musulmán). Estuve dos semanas trabajando en EAU: mi quinto viaje de esta naturaleza a Dubái desde 2006.

Jorge Díaz Cardiel, Socio Director de ADVICE Strategic Consultants. Autor de ‘Éxito con o sin crisis’, ‘Recuperación económica y grandes empresas’
Jorge Díaz Cardiel, Socio Director de ADVICE Strategic Consultants. Autor de ‘Éxito con o sin crisis’, ‘Recuperación económica y grandes empresas’

Supuso una gran alegría encontrar una oficina de representación de CaixaBank-La Caixa en Dubái, porque es el primer banco de España por cuota de mercado y algunos dicen que no está suficientemente internacionalizado: pero La Caixa, como en España, allí estaba, en EAU. También tienen oficinas Santander, BBVA, Sabadell y Popular. Pude sentarme a charlar con directivos de estos bancos en el emirato y aprender de la cultura financiera de un país que, según el World Economic Forum, en 2015 ocupó el puesto 23 en competitividad, mientras que España estaba en el lugar trigésimo quinto (35). La calidad humana y profesional de los directivos españoles en Dubái es impresionante. Como lo es el de los funcionarios que trabajan en el Icex y nos ayudan a los empresarios a exportar. Hacer negocios en el mundo árabe es complicado y es de agradecer la labor que desarrollan nuestros hombres y mujeres del Icex: cuando menos, yo –que ni soy funcionario ni trabajo para el Icex– estoy muy agradecido a los directivos de este organismo público, que amablemente me atendieron en Dubái.

A lo largo de una década (2006-2016) he visto evolucionar los dos principales emiratos (Dubái y Abu Dabi) desde el punto de vista económico y empresarial, ofreciendo oportunidades de negocio para las empresas españolas. Antes ponía el ejemplo de CaixaBank. Pero el desarrollo de la red viaria de infraestructuras ha sido impresionante y Abertis es la primera concesionaria de autopistas de peaje del mundo. ¿La energía? Son el séptimo país del mundo por reservas de crudo y de gas; ¿acaso no tenemos nosotros a Gas Natural Fenosa, una compañía sistémica que factura 30.000 millones de euros? Allí, la luz (ejemplo: autopistas iluminadas que atraviesan desiertos) viene nutrida del gas. Evidentemente, lo mismo les pasa a las compañías de construcción (ACS, OHL, FCC, Acciona, Ferrovial, Sacyr) y las turísticas y de telecomunicaciones, dando opciones a multinacionales exitosas como Telefónica. Emiratos es uno de los principales fabricantes de acero y Dubái tiene la quinta empresa mundial de aluminio.

El desarrollo de la red viaria en Emiratos ha sido alucinante y son el séptimo país del mundo en crudo y gas

En 2016, tras la Gran Recesión, muchos países desarrollados se han dado cuenta de que la industria (sector secundario) debe ganar terreno. En el caso de Emiratos, la industria ya supone el 50% del PIB, aunque hay que incluir aquí el 39% que supone el sector energético, de tal manera que sus objetivos reales son alcanzar un PIB en industria manufacturera del 20% en 2020 y del 25% en 2025. El estudio ICTNET de la OCDE, de abril de 2016, indica que para que una economía esté muy desarrollada –orientada hacia el conocimiento vía tecnologías de la información–, la industria debe suponer, como mínimo, un 20% del PIB. Esto da oportunidades a muchas empresas españolas. La construcción es un buen ejemplo: en Emiratos, de una población de nueve millones de habitantes, en torno al 70% trabaja en la construcción. Manhattan con rascacielos hay uno, en Nueva York. Y el distrito financiero de Shanghái, con sus altísimos edificios, es único. Pues bien, en Dubái, hace unos días, recorrí no menos de diez Manhattans, con la diferencia de que los edificios más pequeños tienen no menos de 50-60 pisos.

El Corte Inglés triunfaría en Dubái, con los ‘malls’ comerciales más grandes del mundo y todos de lujo

El PIB de los Emiratos (datos del Icex), entre 1995 y 2015, se ha incrementado en un 127%. El turismo, en un 300% y en 2020 acogen la Expo. El PIB per cápita es 54.000 dólares (España, 22.000 euros). Diría, casi, que el edificio más alto del mundo –que en cinco ocasiones durante diez años he visto alzarse hacia el cielo–, Burj Khalifa, donde se rodó la cuarta entrega de la saga Misión Imposible (Tom Cruise), es anecdótico. Como lo son los hoteles de siete estrellas que hay en la palmera; el mapamundi, con el turismo más lujoso del mundo, en terreno ganado al mar. Digo que es anecdótico porque el aeropuerto internacional de Dubái (uno de los dos que tienen) es ya el primer hub del mundo, habiendo superado a Heathrow (Londres), con un tránsito anual de 80 millones de pasajeros. En dos ocasiones he estado de madrugada en dicho aeropuerto, que es lo más parecido a Times Square en Nueva York al mediodía, con la diferencia de que las tiendas son Hermès, Chanel, YSL, Gucci, Prada…; el puerto de Dubái es el séptimo del mundo, aunque lo están reconstruyendo para que sea el primero, en transporte de mercancías.

En Emiratos, las tecnologías de la información (TIC) son importantes y tienen parques empresariales y clústeres –máximo nivel de desarrollo empresarial según el World Economic Forum–, donde están HP, Microsoft, 3M, Oracle, etc. Y disponen de 42 zonas francas que ofrecen condiciones fiscales y tarifarias muy favorables. Deduzco que cada emirato dispone de dos teléfonos móviles, porque la penetración de la telefonía móvil es del 202% (doble que en España).

La balanza comercial con EAU es favorable y positiva para España y ha sido creciente en la última década

Las relaciones comerciales entre España y Emiratos nos son favorables: la balanza comercial con EAU es positiva para España y ha sido creciente en la última década: en 2015 exportamos 1.813 millones e importamos 458 millones; superávit de 1.355 millones.

Queda mucho camino positivo que recorrer. El Corte Inglés triunfaría en Dubái, con los malls comerciales más grandes del mundo y todos de lujo; Telefónica, convertida ya por Álvarez-Pallete en telco digital, tiene mucho que ofrecer. Igualmente Cellnex Telecom, en infraestructuras de telecos. De la banca, con CaixaBank y el resto de bancos, ya hemos hablado, al igual que de la energía, con el ejemplo de Gas Natural Fenosa. ¿Autopistas de seis carriles? La respuesta es Abertis.
Los españoles tenemos fabulosas oportunidades de negocio en Emiratos.

Jorge Díaz Cardiel es Socio Director de ADVICE Strategic Consultants. Autor de ‘Éxito con o sin crisis’, ‘Recuperación económica y grandes empresas’