Fabián T. García

El nuevo rey del cosmético

Fabián T. García, nuevo consejero delegado y presidente mundial de Revlon.
Fabián T. García, nuevo consejero delegado y presidente mundial de Revlon.

"Es un honor unirme a Revlon durante un periodo tan excitante de renovado crecimiento e innovación”, asegura Fabián T. García, el latinoamericano que ha sido elegido como nuevo CEO y presidente del gigante de la cosmética, cargo que empezará a ejercer a partir del próximo 15 de abril.

Lorenzo Delpanio, el hasta ahora CEO de la multinacional, comunicó su dimisión a principios de marzo por “razones personales”. Un mes antes de este suceso, Ron O. Perelman, presidente del consejo administrativo de Revlon, anunció que buscaría nuevas estrategias alternativas para la marca. Perelman asegura que García ha demostrado “una larga trayectoria de éxito en Colgate –2003-2016– en términos de crecimiento y rentabilidad”, al tiempo que ha liderado la “expansión internacional” del fabricante estadounidense de productos para la higiene personal.

Con la crisis económica en 2008, Revlon atravesó una complicada situación financiera y necesitaba capital. Por ello compró en 2013 la empresa española The Colomer Group por 500 millones de euros. Tres meses después de comprar el grupo catalán, la multinacional abandonó el mercado chino –en el que estuvo presente desde 1962– y eliminó más de 1.000 empleos como parte de su plan de reestructuración. Con la salida de China, la compañía, que obtenía el 2% de su facturación de este país, ahorró alrededor de 11 millones de dólares (7,97 millones de euros) al año, un hecho que hizo que aumentaran los beneficios.

Aunque sea reservado al hablar de su vida íntima, tiene sentido del humor y a la hora de trabajar es una de las cosas que más se valora

A pesar de que Revlon ha ganado un 37% más en 2015, uno de los retos que el nuevo CEO tiene por delante es acometer recortes de plantilla y otros cambios en el negocio. El presidente del consejo asegura que, aunque falta mucho trabajo por hacer, “Fabián tiene un largo historial en términos de impulsar el crecimiento y la rentabilidad para volver a posicionar a la multinacional en el ranking mundial de grupos de cosmética”.

Venezolano de nacimiento (1960), Fabián T. García se licenció en Ingeniería Química por la Universidad Simón Bolívar en Caracas y unos años más tarde se incorporó al mundo laboral en su país de origen. Empezó a trabajar en la multinacional Procter & Gamble (P&G), a la que se unió en 1989 y en la que estuvo cinco años como director general, siendo el responsable de marketing y de la administración general en Venezuela, Estados Unidos, Colombia, Taiwán y Japón. Al abandonar P&G, fue presidente de la empresa Max Factor en Japón y Asia durante un año.

El ejecutivo se encontraba entonces, con 35 años, en una etapa de cambio y necesitaba probar cosas nuevas. Asegura que “a esa edad es lo que más te apetece” y un año después (1996) fue nombrado presidente de Chanel en el continente asiático, donde gestionó las fuentes de ingresos más importantes para la prestigiosa marca francesa, así como los negocios globales de la moda de alta gama, joyería, perfumes y cosméticos.

Tras dejar Chanel (2002), García se incorporó durante un año a Timberland como vicepresidente internacional. En agosto de 2003, Colgate-Palmolive lo contrató como principal responsable del crecimiento de las operaciones de la empresa en Asia, incluyendo China, India y Australia. Debido a su experiencia en los puestos anteriores, García ya dominaba a la perfección el consumo de productos en el mercado internacional y gracias a ello, al año de entrar en la compañía, fue nombrado director general y presidente de la India y Pakistán. Se le asignó entonces la responsabilidad de los planes estratégicos de crecimiento, consumo e innovación al cliente y la productividad operativa de Colgate-Palmolive. También condujo la estrategia de innovación de la empresa, centrándose en los nuevos modelos de negocio, y las oportunidades de negocio emergentes. García considerado como el mejor candidato para liderar la multinacional y al poco tiempo le nombraron, hasta día de hoy, presidente de las operaciones en el mercado europeo.

El nuevo CEO, de 56 años, es un apasionado de su profesión, pero muy reservado a la hora de hablar de su vida privada. Está casado y tiene cuatro hijos, pero nunca ha estado muy a favor de contar cosas íntimas sobre su vida. Una persona muy cercana a él asegura que aunque sea muy discreto fuera de su trabajo, es “un hombre con mucho sentido del humor y a la hora de trabajar es una de las cosas que más valoras”.

García, después 13 años al frente de Colgate-Palmolive, asegura estar muy emocionado por la oportunidad que le ha brindado Revlon y valora que la compañía sea “líder de mercado” con “el más alto estándar para la belleza y cualidad”.

La bienvenida que Ronald O. Perelman, como presidente del consejo administrativo, ha dado al ejecutivo venezolano incluye el reconocimiento de su extensa trayectoria de éxito en Colgate-Palmolive y su liderazgo y experiencia en la ampliación de las organizaciones globales. “Tiene el marketing, las ventas y la experiencia de la dirección financiera y operativa estratégica global para liderar con éxito el futuro de Revlon”, insiste Perelman. Ahora tendrá la oportunidad de demostrarlo.