Breakingviews

El mercado europeo de las OPV despierta

Puede que el mercado europeo de las ofertas públicas de venta esté a punto de animarse tras tres meses de caída. Pero no por mucho tiempo. Los 9.600 millones de dólares (unos 8.400 millones de euros) recaudados en todo el mundo a través de las nuevas emisiones en lo que va de 2016, el total trimestral más bajo desde 2009, según Renaissance Capital, marca el tono para el resto del año.

Los profesionales del mercado de valores suelen hablar de ventanas de oportunidad cuando la volatilidad del mercado es baja y no hay incertidumbre política. Esa ventana está abierta en este momento, al menos, con una rendija, dando cierto apoyo al optimismo mostrado por los operadores. La volatilidad del mercado ha caído a niveles bajos que resultan de utilidad.

También es posible que el decente rendimiento tras la emisión de aquellos lo suficientemente valientes como para llegar al mercado anime a los inversores. Las acciones de las 11 empresas que han conseguido 100 millones de dólares o más en Europa lo que va de año han subido una media del 8,7%, según cálculos de Reuters Breakingviews. La subida del primer día fue del 7,3%. Eso está bien en un contexto europeo.

Puede que el rendimiento de los que han sido valientes para llegar al mercado anime a los inversores

Puede que uno de los motivos que han llevado a esta situación radique en el referéndum que se celebrará 23 de junio en Reino Unido sobre su pertenencia a la Unión Europea acabe con cualquier apetito por intentar una oferta pública de venta. De hecho, es posible que el flujo de operaciones se detenga a mediados de ese mes o antes. Dado el poco tiempo que habrá entre el resultado de la consulta y el inicio de las vacaciones de verano, es difícil imaginar que haya mucho movimiento antes de septiembre. Los mercados se enfrentan también a otra prueba en noviembre, cuando los votantes estadounidenses eligen a un nuevo presidente. Como en el juego, el mercado europeo de las OPV ofrece a sus jugadores unas cuantas escaleras, pero este año promete un riesgo inusualmente alto de serpientes.