Sector de alimentación

Mondelez cerrará en 2017 la planta de Valladolid

Mondelez cerrará en 2017 la planta de Valladolid

Mondelez International acaba de anunciar en un comunicado el cierre de la planta de producción de Valladolid antes de finalizar el 2017, así como la venta de cinco fábricas ubicadas en Francia (la de Blois, Estrasburgo, Vichy, St. Genest y Marcq-en-Baroeulque) a Eurazeo, una compañía de inversión gala.

La empresa ha informado también de la venta a la francesa de varias marcas de caramelos y chocolates. Entre las primeras se encuentran firmas como Carambar, Krema, La Pie Qui Chante, The Natural Confectionery Company y Dulciora, cuya fabricación tiene lugar en la actualidad en el centro de Valladolid y será trasladada a otras plantas ubicadas en Francia. Asímismo, las líneas de producción de dichas marcas serán trasladadas a otras zonas.

La operación se enmarca “en la apuesta de Mondelez por las marcas globales y en la búsqueda de eficiencia en su cadena de suministro (...) a fin de adaptarse a las necesidades de los consumidores”, según el comunicado de la compañía.

El centro vallisoletano, en el que trabajan 185 empleados fijos y 47 temporales, quedará solo con el 40% de la producción tras la venta de marcas anunciada a Eurazeo, según han asegurado fuentes de la compañía a Efe, lo que “imposibilita la continuidad de la planta, dejándola en una situación de inviabilidad”, subrayaron, por lo que se procederá a su cierre a finales del próximo año.

La empresa ha afirmado que “se iniciará en los próximos días un diálogo abierto con los representantes de los trabajadores, con la intención de encontrar la mejor solución para los empleados afectados”.

La respuesta de los sindicatos a esta noticia no se ha hecho esperar. UGT confesó estar en estado de “shock” y el responsable de Alimentación de Fitag UGT en Castilla y León, Juan José Rubio, explicó que los trabajadores de la planta “no tenían ni una sospecha ni un indicio” que hiciera presagiar este cierre.

La compañía señaló en el comunicado que mantiene su compromiso con España, donde cuenta con cuatros centros de producción y más de 1.400 trabajadores –que según fuentes de la empresa, no se verán afectados por el acuerdo–, y su ambición de reforzar su posición de liderazgo en las categorías de producto en las que opera.