Especial renta 2015

Renta 2015: Cuánto pagará por IRPF en función de su comunidad

Cuota del IRPF en 2016 en función del sueldo y la comunidad autónoma Ampliar foto

La declaración del IRPF de 2015 que los contribuyentes presentarán a partir del 6 de abril puede salir a pagar o a devolver. El resultado dependerá de las retenciones. Cuando un trabajador cobra una nómina, su empresa le retiene parte del dinero que ingresa directamente a Hacienda. Así, los contribuyentes van adelantando dinero al fisco durante el año natural.

¿Por qué la retención que aplican las empresas en las nóminas no equivale exactamente al resultado de la declaración del IRPF? La reducción por aportaciones a planes de pensiones o la deducción por inversión en vivienda habitual, entre otras, no se tienen en cuenta para calcular la retención, pero sí que afectan a la liquidación.

Por otro lado, el IRPF es un tributo que está cedido al 50% a las comunidades autónomas, que tienen una amplia competencia para variar tramos y tipos. Sin embargo, la normativa autonómica no se tiene en cuenta para determinar el tipo de retención y solo entra en juego en el momento de la liquidación. Así, los tramos y tipos que utilizan las empresas para fijar el porcentaje de retención son igual para todos los trabajadores con independencia de su residencia. En aquellas comunidades donde impuesto sobre la renta es más alto (Cataluña), las posibilidades de que la declaración salga a pagar es mayor. En regiones como Madrid, con un IRPF menor a la media, sucede lo contrario. En el gráfico pueden ver las diferencias autonómicas en el IRPF para el ejercicio 2015.

Años atrás, las diferencias autonómicas en el IRPF se concentraban en los tramos más elevados del impuesto, donde las comunidades realizaron un uso más intensivo de su capacidad normativa. Actualmente, ello ya no es así y la asimetría se registra también para los sueldos bajos. Por ejemplo, un trabajador que gana el salario medio –22.698 euros según el INE– pagará en Andalucía, Madrid y Galicia 3.148,1 euros por el IRPF de 2015. En Madrid, en cambio, la cuota a pagar es 225 euros inferior y se sitúa en 2.922,7 euros. Es decir, un trabajador medio tributa un 7,7% más en Cataluña que en Madrid. Para un salario de 15.500 euros –el más habitual según el INE–, la diferencia entre abonar el impuesto en Madrid o en Cataluña alcanza el 13,2% y asciende a 173 euros.

Las diferencias se producen en todos los niveles salariales. Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia y Extremadura son las comunidades que en 2015 mantenían una estructura del IRPF más elevada. Andalucía y Cataluña, además de no reformar el tributo en el marco de la reforma fiscal, mantienen también los tipos más elevados para las rentas altas. Este simulador permite ver las diferencias entre comunidades autónomas.