Claves para analizar si una tarjeta es interesante

Las mejores tarjetas para llevar en la cartera

Las mejores tarjetas para llevar en la cartera

Llevar una tarjeta de crédito en la cartera supone disponer de más opciones de consumo y ocio, pero también más riesgos de sobreendeudamiento. Son herramientas financieras o armas letales, según quién las use y las características del medio de pago en cuestión.

Para valorar si una tarjeta es interesante, tenemos que analizar el contrato que vamos a firmar, poniendo especial atención en las siguientes características:

  • Cuota de emisión y de mantenimiento anual

Hay entidades financieras que nos cobran por entregarnos la tarjeta o de forma periódica, normalmente cada año. Interesa buscar entidades que no cobren por el mero hecho de concedernos el crédito disponible. Cuidado con confundir reclamos comerciales del tipo “contrata esta tarjeta gratuita” con la idea de que nos dan dinero gratis: lo único que no pagamos es por tener disponible la línea de crédito, si pagamos a plazos o sacamos dinero a crédito, pagamos intereses.

  • Intereses que pagamos

La entidad financiera emisora carga unos intereses sobre la deuda pendiente, el crédito dispuesto de la tarjeta. El tipo nominal o TIN es el primer dato a tener en cuenta. Una tarjeta con un 24% TIN, si pagamos intereses y capital al final de año, supone un coste en intereses de 268,24 euros por devolver 1.000 euros del crédito; sin embargo, lo más común es pagar la deuda en cuotas mensuales. En el ejemplo, pagaríamos 94,56 euros mensuales durante 12 meses, lo que supone abonar 134,72 euros en intereses (se pagan menos intereses porque hemos amortizado deuda cada mes). En ambos casos las Tasa Anual Equivalente o TAE no acaba siendo del 24%, sino del 26,82%, como podemos calcular gracias a los simuladores del Banco de España. Para comparar tarjetas y suponiendo el resto de características iguales, la mejor tarjeta es la que menor tipo de interés TAE nos ofrece.

  • Crédito disponible

El dinero inmediato del que podemos disponer en cualquier momento es un dato a tener muy en cuenta, según vayan a ser nuestras necesidades puntuales; hay tarjetas que pueden llegar a autorizarnos más de 5.000 euros de crédito, si bien el cliente medio iría bien servido con cantidades más modestas.

  • Ventajas

Es posible que ofrezcan condiciones ventajosas por su uso, como descuentos al pagar en determinados establecimientos o estaciones de servicio, o la devolución de un porcentaje de lo pagado con la tarjeta, si bien hay que leer el clausulado y hacer números, para averiguar si nos compensa.

  • Características especiales

Investiguemos si la tarjeta tiene alguna peculiaridad que la diferencia de la competencia. Así por ejemplo la tarjeta Barclaycard Oro te permite llevar el crédito de otras tarjetas pagando un 0% nominal (7,53% TAE para 3.000 euros ya que tiene una comisión del 3,99%) durante un año.

Con las características delante, toca comparar. Veremos las mejores tarjetas de crédito que no nos obligan a cambiar de banco, clasificadas por tipo de interés TAE. Siempre que no tengan coste de mantenimiento, son un perfecto complemento para las tarjetas que tengamos de nuestro banco de referencia; incluso puede ser una buena idea cancelar la tarjeta de crédito de nuestro banco si nos cobra comisión y quedarnos solo con alguna de las siguientes:

  1. Tarjeta AvantCard, con un 21% TAE y un crédito máximo de 5.000 euros. Devuelve un 1% de las compras aplazadas y dispone de un programa de puntos canjeables. Dado que el aplazamiento conlleva pagar intereses, no compensa nunca pagar aplazadamente solo por el porcentaje que nos devuelve; es una ventaja si, obviando el 1% de devolución, nos interesara pagar a plazos.
  2. Al 21,99% podemos aplazar compras con la tarjeta Carrefour Pass, hasta 2.000 euros, con descuentos en compras dentro y fuera de sus establecimientos comerciales.
  3. Barclaycard Oro, cuyo tipo de interés es del 26,70% TAE y un crédito máximo de 7.000 euros incluyendo deudas de otras tarjetas que se transfieran.
  4. Bankintercard, a un 26,82% TAE y un disponible no superior a 5.000 euros. Devuelve el 5% de cada compra efectuada en cualquier establecimiento en forma de pago aplazado el primer año y un 3% en adelante.
  5. Tarjeta bancopopular-e: el interés que cobran por disponer de dinero a crédito es del 27,24% TAE y el crédito máximo de 6.000 euros; ofrece descuento por el pago en multitud de establecimientos.

Tarjetas sin cambiar de banco que debemos saber utilizar para evitar endeudarnos demasiado. La regla general es siempre amortizar la deuda lo antes posible, en meses y no años, lo que implica poner la cuota mensual más alta posible, para amortizar rápidamente un crédito caro.