Gustavo Santana, secretario general de UGT Canarias

“Debemos devolver a los sindicatos donde se merecen”

Gustavo Santana (centro)
Gustavo Santana (centro)

Gustavo Santana (Maspalomas, 1976) es una persona de verbo suave pero contundente. Con él desliza la necesidad de “un profundo proceso de reflexión” del sindicalismo. “No podemos perder de vista que hay una pérdida de representación que se debe tanto a la crisis como a errores propios”. Su firmeza la pudieron comprobar en la UGT durante el 42 Congreso Nacional del sindicato en el que no consiguió los avales necesarios para su candidatura, pero sí arrancó cambios en los estatutos. Ahora, su intención es reeditar la secretaría regional en abril, y lo hará dándoles un papel “muy importante a las mujeres y a los jóvenes”.

PREGUNTA. Ha decidido optar por la reelección en UGT Canarias tras cinco años al frente. ¿Cuál es el estado actual de la organización?

RESPUESTA. Cuando cogimos UGT Canarias en enero de 2011 lo hicimos en una crisis profunda, económica y también política. Esta situación ha requerido muchísimo trabajo hasta lograr su estabilización. De hecho, es un proceso que no está culminado, pese a que ahora mismo no debemos dinero a ninguna entidad pública ni financiera. Cerramos un fuerte periodo electoral en 2015 manteniendo los niveles de representación que teníamos en 2011, en un momento de recursos exiguos y grandes dificultades. Y creo que hemos logrado recuperar influencia social y política. Ahora lo que toca es iniciar un proceso de crecimiento dentro de la organización en todos los sentidos. Para ello, voy a aplicar los principios que inspiraron el proceso que culminó en el 42 Congreso.

P. ¿Y cuáles son esos principios?

R. Vamos a dar un peso muy importante a las mujeres y a los jóvenes, acompañándolos de gente con mucha experiencia dentro de la Ejecutiva regional. Y es que ya tengo la mirada puesta en el momento en el que afronte mi salida del sindicato. No está dentro de mis planes perpetuarme, solo cumplir mi ciclo. Le daremos preponderancia a una asociación juvenil cuya constitución hemos impulsado y que va a tener, de hecho, voz y participación dentro de la Comisión Ejecutiva regional, en los comités y los consejos. A su vez, vamos a crear una secretaría de comunicación e imagen que haga que crezca la influencia en las redes sociales y en los medios de comunicación. Y vamos a crear una secretaría de Relaciones Institucionales, porque Canarias ha de tener un reconocimiento internacional al ser Región Ultraperiférica, y eso en muchas ocasiones no está en las prioridades de la agenda política y sindical.

P. ¿Qué valoración hace de su intento de ganar la secretaría general del sindicato la pasada semana?

R. Ha sido enriquecedor. Hemos logrado que se introduzcan diversos derechos democráticos y de participación en los estatutos, que eran el leit motiv de nuestra propuesta. He tenido oportunidad de hablar con Pepe Álvarez para expresarle que cuenta con un aliado en Canarias si salgo reelegido. Es un momento en el que toca cerrar filas porque se abre un proceso duro en el que hay que centrar las energías en lo que realmente importa: los problemas de los trabajadores en un clima de incertidumbre política y económica.

[Gustavo Santana presentó su candidatura a la secretaría general de UGT en el 42 Congreso de la organización (que finalmente ganó Josep María Álvarez). No logró los avales necesarios, pero si logró que algunas de sus enmiendas fuesen incorporadas a los estatutos].

P. ¿Cuál cree que es el estado actual de los sindicatos en España?

R. Atravesamos una profunda crisis sistémica que ha afectado a partidos políticos y sindicatos. Hemos sufrido una pérdida de representación que no solo se debe a la crisis, sino también al deterioro de nuestra imagen por errores que podemos haber cometido o por el ataque a la libertad sindical. Tenemos que abrir un profundo proceso de reflexión y análisis que nos sirva tanto para atender mejor a nuestros afiliados y para ampliar nuestra representación sindical. Los sindicatos tenemos relevancia institucional y tenemos que ponerlos en el lugar que se merecen.

P. La patronal de la provincia de Las Palmas valora mucho el consenso con las fuerzas sindicales...

R. [No espera a terminar de oír la respuesta] Estamos de acuerdo, pero siempre que esa negociación sea equilibrada. Y exista, porque en estos momentos el diálogo y la concertación social están en suspenso. Y también está la parte que concierne al empresario y a los sindicatos en el marco de la negociación colectiva.

Lanzo el guante para que el nuevo convenio de hostelería en la provincia de Las Palmas apueste de forma más clara por una subida salarial, por jornadas laborales razonables que acabe con el exceso de trabajo actual en las plantillas. No se puede seguir sobreexplotando a la plantilla en una fase de expansión del sector del turismo.