Un documento permitirá elegir con quién liquidan el impuesto

CSIF deja a los funcionarios catalanes que blinden su IRPF

Imagen de una sede de la Agencia Tributaria estatal
Imagen de una sede de la Agencia Tributaria estatal

El sindicato de empleados públicos CSIF está preparando un formulario para que los empleados públicos catalanes puedan dejar constancia por escrito de que desean que las retenciones de su IRPF sean entregadas a la Agencia Tributaria estatal y no a la catalana.

Así lo han avanzado hoy los responsables de este sindicato tras reunirse con la delegada del Gobierno en Cataluña, María de los Llanos de Luna, a quien le han trasladado la preocupación de algunos empleados públicos catalanes sobre esta posibilidad de cambios en el destino de sus retenciones.

En concreto, han sido los trabajadores de la Diputación de Barcelona los que más inquietud están demostrando por este motivo, después de que este organismo haya manifestado su intención de liquidar el IRPF de sus asalariados con la agencia catalana.

Según fuentes de CSIF, el diseño de este formulario permite no solo que el empleado público frene esta decisión de su empleador sino que "intentamos evitar que por una decisión política se les pueda exigir un doble pago de este impuesto".

Este documento podrá también ser utilizado por el personal encargado de ejecutar la orden de liquidar el IRPF con la agencia tributaria catalana. De esta forma , se pretende "velar por su seguridad jurídica y salvaguardar su responsabilidad ante posibles reclamaciones", explican desde CSIF.

El formulario se entregaría de manera simultánea al departamento de Recursos Humanos de la Administración y a la propia Agencia Tributaria estatal. De esta forma, quedará constancia de que el funcionario quiere actuar conforme a la legalidad.

Se trata de una medida preventiva más, que se incorpora al protocolo de actuación y a los modelos de reclamación que ya ha puesto en marcha CSIF, ante las situaciones que pudieran generarse ante posibles órdenes a un empleado público de un superior jerárquico, en el caso de que la Generalitat avance en sus planes independentistas.