Operación valorada en 27.000 millones

Las Bolsas de Londres y Fráncfort pactan su fusión

Patio de operaciones de la Bolsa de Fráncfort.
Patio de operaciones de la Bolsa de Fráncfort.

A la tercera va la vencida. El culebrón de la fusión de las Bolsa de Londres y Fráncfort, iniciado en 2000 y tras otro intento frustrado en 2004, parece acercarse a su fin. El acuerdo para una "fusión entre iguales" ha sido comunicado esta mañana por las dos partes y los consejos de administración aconsejan aceptar la oferta.

La operación, valorada en 27.000 millones de euros, une a los dos principales mercados europeos, e incluyen las Bolsas de renta variable citadas, la Bolsa y el mercado de deuda pública de Italia (adquiridos por LSE en 2007), el mercado de derivados Eurex (el mayor del mundo), y las cámara de compensación LCH.Clearnet y Clearstream.

Ambos formarán un gigante que, en términos de valoración bursátil, superará a Intercontinental Exchange, propietario de un gran abanico de mercados de derivados financieros y cámaras de compensación en EE UU, además de la Bolsa de Nueva York, Euronext y Liffe. Se acercará a la valoración de la Chicago Mercnatile Exchange, el gigante de los futuros de materias primas y opciones financieras.

Los accionistas de Deutsche Börse recibirán una acción de la nueva empresa por cada acción de la firma alemana, y los accionistas de LSE, 0,4421 títulos por acción. Este canje dará a los propietarios de Deutsche Börse el 54% de la nueva empresa. Las empresas esperan sinergias de 450 millones de euros al año al reducir duplicidades y mejorar la conectividad entre distintos segmentos de mercado. Carsten Kengeter, consejero delegado de Deutsche Börse, tendrá este cargo en la nueva empresa, que mantendrá sedes den Londres y Fráncfort.