Tiene la mayor resonancia magnética del país

El quirófano guiado por imagen aterriza en España

La Clínica de Navarra y Siemens ponen en marcha un complejo único en Europa

El centro es el primero del país en contar con una resonancia magnética de alto campo

El quirófano guiado por imagen aterriza en España

En estas instalaciones me siento como si trabajara en la cabina de un piloto de avión, en la que el panel de controles te aporta toda la información necesaria para tomar las decisiones más adecuadas en cada momento”. De esta forma tan gráfica resumió el martes el doctor José Ignacio Bilbao, coordinador de radiología intervencionista de la Clínica Universidad de Navarra, lo que supone para él y sus colegas operar en los tres nuevos quirófanos de los que se ha dotado el centro y por los que hasta el momento han pasado 18 pacientes.

La analogía se ajusta a la realidad. Una gran pantalla de alta resolución colocada junto al cirujano y otras más pequeñas dispuestas en varios lugares muestran a los profesionales gran cantidad de datos. Desde las constantes vitales hasta imágenes muy detalladas de la parte del cuerpo en la que va a operar, pasando por el historial clínico. Se puede comparar, por ejemplo, el antes y el después del desarrollo de un tumor en una misma sección.

Tras unos cristales se sitúa el centro de control en el que, también a través de pantallas, otros cirujanos especialistas siguen muy de cerca los movimientos que se producen en la sala. “Os he dejado marcada la bifurcación”, exclama uno de ellos tras teclear en un ordenador. Los trazos que acaba de describir se superponen instantáneamente en la imagen y se ven en las pantallas que rodean al paciente.

Otros hospitales punteros

Varios centros se han reforzado desde principios de año con maquinaria médica de alta tecnología. El Hospital de La Paz estrenó en febrero un equipo de última generación para trasplantes de médula. El Hospital HM Modelo de La Coruña, por su parte, ha estrenado este mes un puntero tomógrafo computerizado intraoperatorio para cirugía craneal.

La clínica ha añadido a sus 15 quirófanos tres de última generación que incorporan una resonancia magnética de tres teslas (la única de alto campo que hay en España de esta potencia). Varios carteles y los protocolos de apertura y clausura de las puertas se encargan de avisar a quienes acceden a la sala de que la gran potencia de los imanes de la máquina arrancará cualquier aparato metálico y lo atraerá a gran velocidad al centro magnético (donde se coloca el paciente).

También disponen de dos equipos de radiología robotizados, que cuentan con sendos escáneres que generan imágenes del organismo en 3D y en tiempo real para que el cirujano sepa cuáles son los parámetros de la zona intervenida. Acogerán cirugías vasculares, procedimientos de radiología intervencionista, cirugía cardiaca y otras técnicas.

Los aparatos, desarrollados por Siemens Health, han costado tres millones de euros, a los que hay que sumarles otros tres para habilitar y acondicionar los nuevos quirófanos. “Estos equipos facilitan la tarea de los cirujanos, ya que cuentan con información adicional y actualizada en vivo para realizar su trabajo”, apunta el director general de la clínica, José Andrés Gómez.

El hecho de ser un centro universitario, explica, hace que la institución no tenga una vocación de hacer negocio y que por tanto pueda reinvertir los excedentes de ingresos que acumulan en tecnología de última generación. Así, hace dos años se hicieron con un acelerador lineal, utilizado en el tratamiento de cáncer por radioterapia, por un importe parecido al desembolsado en esta ocasión.

El quirófano guiado por imagen aterriza en España

El recién inaugurado es el único complejo quirúrgico de estas características que hay en Europa, ya que ningún quirófano del continente (existen versiones similares en EE UU, Japón, China y Shanghái) contaba hasta ahora con una resonancia magnética adosada.

Sistema único en Europa

“Estas máquinas suelen estar en otras plantas para atender a pacientes ambulatorios”, indicó Ricardo Díez, neurocirujano y coordinador del área de tumores cerebrales. En este caso se ha situado en una sala contigua a uno de los quirófanos, de manera que permite practicarle al paciente una resonancia a media operación.

La gran ventaja de esta disposición es que se puede comprobar la eficacia de la cirugía sobre la marcha, ya que aporta imágenes de máxima precisión en poco tiempo que se muestran en las pantallas del quirófano. Este control de calidad de la intervención, subraya Díez, se suele hacer a posteriori, pudiendo significar que se tenga que repetir la cirugía.

El nuevo equipamiento de la Clínica Universidad de Navarra será especialmente útil en cirugía oncológica, especialmente en neurología, tumores cerebrales y párkinson, así como algunos procedimientos en urología.