Vuelven las dudas y el crudo despide sus máximos de 3 meses

Irán se niega a pactar: el petróleo cae de los 40 dólares

Representantes de la OPEP han confirmado que no esperan que se celebre la reunión para congelar los niveles de producción que estaba prevista para este mes

Caída del precio del petróleo intradía para la modalidad Brent
Caída del precio del petróleo intradía para la modalidad Brent

Lo esperaban los expertos y así ha sido. El petróleo pierde la referencia de los 40 dólares por barril y cede terreno desde máximos de tres meses tras confirmar el ministro de Petróleo iraní, Bijan Zangeneh, que su país no se sumará al pacto cocinado por Rusia y Arabia Saudí para estabilizar los precios del crudo.

Pese a las buena cara que el ministro le puso a sus homólogos de Venezuela Catar e Irak en la reunión de febrero en Teherán y sus declaraciones a favor de la colaboración entre países miembros y ajenos a la OPEP, sus movimientos siguen siendo claros: Irán busca recuperar la cuota de mercado y las exportaciones que perdió cuando en 2012 su comercio internacional fue sancionado con motivo de su programa nuclear.

El mercado de petróleo, saturado con sus casi dos millones de barriles diarios de brecha entre la oferta y la demanda, se toma realmente mal cualquier noticia relacionada con un aumento de los niveles de producción y cae más de un 3% tanto para la modalidad Brent, referencia en Europa, y como para la West Texas, referencia en EE UU.

Según la prensa iraní, el país solo se plantearía unirse al pacto para congelar los niveles de producción una vez que hubiera alcanzado los cuatro millones de barriles diarios, es decir, un tercio por encima de lo que produce en la actualidad. 

Sin perspectivas, según la Agencia Internacional de la Energía, de que la demanda de crudo siga aumentando, la línea que sigue Irán supondrá una nueva presión para un ya de por sí castigado precio del oro negro. Aun así, la AIEen su último informe, calificó la vuelta a los mercados del petróleo iraní como "menos dramática de lo esperado".

Según Bloomberg, tras conocerse la postura de Irán, cuatro delegados de la OPEP han confirmado que no esperan que se celebre la reunión para congelar los niveles de producción que estaba prevista para el día 20 de este mes.

Y es que la importancia de que Irán se sume al pacto resulta capital para que sus efectos se trasladen al mercado real. "El anuncio de la congelación de los niveles de producción se produce en países que, en el último mes, no la habían aumentado, por lo que no tiene efectos reales”, señalaba al respecto en el momento de la firma Eugen Weinberg, responsable de materias primas de Commerzbank AG.