El número máximo de afectados será de 496

Orange y los sindicatos cierran el acuerdo del ERE

Orange y los sindicatos cierran el acuerdo del ERE

La Comisión Negociadora del plan de ajuste de empleo para Orange España, una vez cerrada la integración de Jazztel, que se constituyó el pasado de 10 de febrero, ha finalizado este jueves sus trabajos con la firma del acuerdo entre la representación legal de los trabajadores y de la empresa. El principio de acuerdo alcanzado la pasada semana ha sido ratificado en asamblea por los empleados.

Tras la firma de este acuerdo, los trabajadores que lo deseen podrán acogerse, desde este viernes hasta el 11 de abril.

La adhesión al plan será de un máximo de 496 trabajadores de los centros de trabajo que Orange tiene en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y Valladolid. Al mismo tiempo, la adscripción al plan será exclusivamente voluntaria y podrán acogerse al mismo todos los trabajadores de los centros afectados que, a fecha de 9 de febrero de 2016, no se encontraran en situación de excedencia. La compañía se ha comprometido a no ejercer veto sobre las adscripciones y a facilitar y gestionar en un plazo de 15 días la salida de los trabajadores que se acojan al plan, que solo podrá dilatarse hasta un máximo de tres a seis meses y siempre por razones operativas. Los trabajadores que lo deseen podrán acogerse, desde este viernes hasta el 11 de abril.

Las indemnizaciones se han establecido por tramos salariales, desde 57 a 62 días por año trabajado, sin límite de mensualidades. Además, se ha establecido un programa de prejubilaciones para los trabajadores de 55 o más años. Dichos empleados recibirán un complemento equivalente al 85% de salario regulador neto.

Finalmente, todas las personas que se acojan al plan tendrán derecho a un programa externo de recolocación, a través de las empresas Right Management-ManpowerGroup y ARS Outplacement.

En términos generales, Orange se comprometió a no ejecutar un nuevo ERE en el plazo de dos años y no abordar durante un año en los centros de trabajo afectados procesos colectivos de externalización con destrucción directa de empleo o de movilidad geográfica forzosa.