Nielsen apunta a las aperturas como motivo del crecimiento

El gran consumo mejora el 1,7%, mejor dato desde 2008

Interior de un supermercado de Mercadona en Vitoria.
Interior de un supermercado de Mercadona en Vitoria.

"Un año de consolidación de la recuperación". Con esta frase, Alfonso Delgado, responsable del estudio sobre el gran consumo en España de Nielsen presentado este jueves, describe la evolución del sector en España. Una actividad que en 2015 generó 71.000 millones de euros, un 1,7% más que un año antes y el mayor crecimiento desde 2008.

El estudio de la consultora concluye que el optimismo de los consumidores, impulsado por una mayor renta disponible, han sido claves para el impulso del sector. Además, un clima cálido como el que se vio el año pasado impulsaron las ventas, en especial de bebidas. En conjunto, el crecimiento del gran consumo ha llegado a través de una subida en los precios (0,7%) y de los volúmenes (1,0%).

El crecimiento ha llegado de la mano de los hipermercados y los supermercados, que han ganado peso respecto al comercio tradicional. La distribución organizada mejoró 1,2 puntos su peso dentro de los productos frescos, hasta el 54,5%, una actividad tradicionalmente ligada al comercio tradicional.

Con todo ello, y con la cesta de la compra comparable con el resto de países de nuestro entorno, España crece un 2,7%, bastante por encima de Alemania (1,5%), Francia (1,5%) o Reino Unido (0,6).

Volviendo a España, los datos de Nielsen concluyen que el crecimiento se ha apoyado en las aperturas, especialmente de supermercados de proximidad. Los supermercados han crecido un 3,2% en el último año su facturación y los hipermercados un 0,2%. Sin embargo, si se tiene en cuenta la superficie comparable el aumento es más ligero, del 0,5%.

El estudio señala también que la marca blanca ha crecido en el último año en 0,4 puntos, un crecimiento mayor que un año antes pero muy por debajo de los años más duros de la crisis. El 39,5% de las ventas en hipermercados y supermercados son de la conocida como marca de distribución. Esta porción se hace todavía mayor en algunos productos como en derivados lácteos (55,6%), conservas (55,3%) y droguería (52,4%).