Editorial

Más información en las auditorías

La posibilidad de disponer de una información más amplia sobre la auditoría de las empresas, especialmente las cotizadas, es una demanda largamente expresada por los inversores. Y, de hecho, las auditoras ya se están preparando para adaptarse a la nueva legislación que supondrá dotar de más transparencia al proceso de información sobre las compañías y a la responsabilidad de las propias auditoras. El nuevo marco legal, que parte de la correspondiente directiva comunitaria y no entrará en vigor, previsiblemente, hasta el próximo ejercicio, exigirá dotar de información más amplia a los informes de auditoría y, por tanto, a las empresas a una transparencia saludable. Y es que incluye un aspecto especialmente destacable: las auditoras tendrán que especificar de manera más detallada los riesgos que existan en las empresas estudiadas. Y no solo esto, sino también las soluciones diseñadas por la compañía correspondiente para afrontarlos. Es una de las principales innovaciones en un sector cuya actividad está en plena remodelación. Conviene recordar una vez más que las crisis, también las empresariales, se desencadenan porque no se pueden predecir. Pero una información precisa y puntual sobre los riesgos que asume cada compañía será oro en polvo para los inversores a la hora de decidir su estrategia.