Ubicada en el Estado de Paraná, tendrá una potencia de 350 MW

Iberdrola inicia la central de Bajo Iguazú, por 380 millones

Suministrará energía limpia a un millón de usuarios

Se ondrá en marcha en 2018

Vista aérea de Bajo Iguazú, en el Estado de Paraná (Brasil).
Vista aérea de Bajo Iguazú, en el Estado de Paraná (Brasil).

Iberdrola, a través de su holding de Brasil Neoenergia, ha iniciado la construcción de uno de los proyectos hidroeléctricos más importantes desarrollados hasta la fecha por la compañía en este país, el del Bajo Iguazú (Baixo Iguaçu). El presupuesto de esta central asciende a 1.600 millones de reales (aproximadamente, 380 millones de euros).

Esta nueva instalación tendrá una potencia instalada de 350 MW y se ubicará en el Estado brasileño de Paraná. La capacidad de esta planta hidroeléctrica permitirá dar suministro de energía eléctrica limpia a cerca de un millón de consumidores.

Según Iberdrola, Bajo Iguazú “tendrá unas características especiales que le harán ser un proyecto hidroeléctrico de bajo impacto ambiental, ya que sólo aprovechará el flujo natural del río Iguazú”. La central dispondrá de tres turbinas del tipo Kaplan, una de las más eficientes del mercado, y su embalse ocupará unos 31 kilómetros cuadrados, extendiéndose hasta la planta hidroeléctrica José Richa - Salto Caxias, ya operativa.

La instalación se encuentra situada entre las localidades de Capanema y Capitán Leonidas Marques y su puesta en marcha está prevista para 2018. Durante las obras se prevé que se dé empleo directo a entre 2.200 y 3.500 personas.

Una vez que se haya completado la construcción de la central, esta generará unos ingresos de alrededor de seis millones de reales al año para el uso de los recursos hídricos de los municipios de Capanema, Capitão Leônidas Marques, Planalto, Realeza y Nova Prata do Iguaçu, todos ellos situados en el Estado de Paraná. Además, según informa Iberdrola, el proyecto de Bajo Iguazú incluye 32 programas ambientales, todos ellos previstos en el plan básico ambiental y en la licencia de instalación para la planta.

La compañía que preside Ignacio Sánchez Galán está también involucrada en estos momentos, a través del holding Neoenergia, en otros dos grandes proyectos hidroeléctricos en ese país latinoamericano: los de las centrales de Teles Pires, de 1.760 MW, y Belo Monte, de 11.233 MW.

  • 13 millones de usuarios

El Estado de Paraná está situado al sur de Brasil y hace frontera con Paraguay y Argentina. Su población supera los 10,5 millones de habitantes y se dedica, fundamentalmente, a la agricultura, siendo su capital y municipio más poblado Curitiba. Por su parte, el río Iguazú tiene una longitud de 1.300 kilómetros y se ubica entre el nordeste de la Argentina y el sureste del Brasil, naciendo en el Estado de Paraná y desembocando en el río del mismo nombre.

Gracias a esta operación, Iberdrola se ha convertido en la primera compañía distribuidora de energía eléctrica por número de clientes en Brasil, donde ya atiende, a cierre de 2015, a 13,1 millones de usuarios.

La eléctrica española dispone también de una presencia relevante en el área de generación de electricidad en Brasil: 1.169 MW de capacidad instalada, fundamentalmente a través de centrales hidroeléctricas (682 MW) y parques eólicos (246 MW) y una producción eléctrica en 2015 superior a los 4.800 GWh.

 

Un 20% de la plantilla del grupo es brasileña

Iberdrola tiene presencia en Brasil desde el año 1997 a través de su participación del 39% en Neoenergia. En este holding, la eléctrica española tiene como socios locales a Banco do Brasil (12%) y Previ (49%). Además, durante el primer semestre de 2011, la compañía cerró la adquisición de la distribuidora brasileña Elektro por unos 2.400 millones de dólares, lo que la ha convertido en la primera distribuidora eléctrica del país por número de puntos de suministro.

La plantilla de la compañía en Brasil supera los 5.800 empleados y representa, aproximadamente, el 20% de la del grupo Iberdrola en todo el mundo.

El año pasado, el margen bruto de la compañía en Brasil alcanzó los 391,9 millones, lo que supuso una caída del 14,7%, afectado por el tipo de cambio (-72 millones de euros) y por un ingreso extraordinario contabilizado en el último trimestre de 2014 por el reconocimiento de los activos tarifarios, que, según Iberdrola, afecta a la comparativa anual. Adicionalmente,

Del total de inversiones realizadas por el grupo que preside Ignacio Sánchez Galán el año pasado, un total de 3.223 millones de euros, un 3,4% correspondieron a Brasil, concretamente a renovables.