Breakingviews

Lo que no cuentan los datos de empleo

Las cifras sobre empleo en Estados Unidos del viernes pasan por alto un nuevo componente dinámico del mercado de trabajo. Los números enmascaran un segmento de rápida evolución y crecimiento del mercado de trabajo: los millones de trabajadores que componen la gig economy o economía de los pequeños encargos.

El instituto JPMorgan Chase ha publicado un informe que se basa en datos de transacciones reales, en lugar de en encuestas, para entender más sobre quienes ganan dinero con las plataformas online. Se le ha llamado economía de la plataforma online e incluye a aquellos que trabajan a través de compañías como Uber y TaskRabbit, y a otros que venden productos o servicios a través de empresas como Airbnb y Etsy y muchos otros negocios online.

Este nuevo mercado laboral ha crecido sorprendentemente rápido. En términos anuales, el porcentaje de adultos que obtienen ingresos de la economía de las plataformas online en cualquier mes creció más de un 100% interanual entre 2013 y 2014. ¿Quién participa? ¿Cuánto ganan? ¿Cuál es su grado de dependencia de este dinero? ¿Está esto suavizando la volatilidad de los ingresos o contribuyendo a ella?

La economía de las plataformas online es pequeña en comparación con el conjunto de la economía. Solo el 1% de los adultos obtuvo ingresos de estos negocios en septiembre de 2015. Sin embargo, más de un 4% de estadounidenses participaron en ella en un momento dado durante el período estudidado –de octubre de 2012 a septiembre de 2015–.

La economía de las plataformas online es todavía pequeña en comparación con el conjunto de la economía

No sabemos si esa tasa de crecimiento a paso ligero continuará. Pero sí sabemos que ha habido una marcada desaceleración en el crecimiento de la participación mensual y en dólares totales obtenidos.

En el informe, se distingue entre aquellos que realizan tareas (plataformas de trabajo) y los que venden un producto o servicio (plataformas de capital). En ambos casos, los participantes son en su mayoría jóvenes. Quienes participan en las plataformas de trabajo también son en su mayoría hombres, tienen menores ingresos en conjunto que la media, y suelen vivir en los estados occidentales. Quienes participan en la economía de plataforma de capital se asemejan más a la población en general.

Los ingresos secundarios son críticos para muchas familias debido a la volatilidad de la renta primaria. De hecho, este mismo estudio señala que los cambios en los ingresos son frecuentes y afectan a la mayoría de los estadounidenses, independientemente de su nivel de ingresos. Incluso el trabajador medio que se quedó en el mismo puesto de trabajo experimentó una variación mensual 590 dólares en los ingresos laborales. Además, cuatro de cada 10 individuos experimentaron una transición de trabajo en un año dado y niveles aún mayores de volatilidad.

Dada esta situación, ¿cómo contribuyeron los ingresos de las plataformas a mitigar estos altibajos? Para los que participan en las clasificadas como de trabajo, esas ganancias compensaron las caídas en los ingresos tradicionales. De media, el trabajo de las plataformas fue sustituido por un déficit del 14% en los ingresos tradicionales. Para los que participan en las plataformas capitales, las ganancias fueron algo más que un suplemento, contribuyendo con un 7% adicional a los ingresos tradicionales.

En términos más generales, la economía de las plataformas online añade un nuevo e importante elemento a los mercados de trabajo existentes, en los que encontrar un empleo nuevo o adicional requiere tiempo y esfuerzo. En pocas palabras, conseguir un trabajo en las plataformas es más fácil y más rápido. Y los horarios son tan flexibles como se desee. Esto significa que los trabajadores de las plataformas pueden, y de hecho lo hacen, generar ingresos adicionales cuando experimentan una caída en los ingresos regulares.

Cuando estuve en el Consejo Económico Nacional durante la crisis financiera aprendí el valor de los datos relevantes y oportunos cuando se toman decisiones políticas. Para aquellos que debaten las propuestas de nuevas leyes laborales para los trabajadores de las plataformas –tales como la creación de una nueva clase de trabajadores, beneficios transferibles para los contratistas independientes y la idoneidad de incluirlos en programas como el de seguro de desempleo–es esencial una comprensión más profunda de este nuevo mercado laboral.