En el verano se había frustrado la venta a Gilinski

El Hotel Villa Magna, vendido al grupo turco Dogus

El empresario portugués Pedro Queiroz vende el establecimiento de cinco estrellas, en una operación inferior a los 200 millones

El Hotel Villa Magna, vendido al grupo turco Dogus

El holding turco Dogus ha comprado el lujoso hotel Villa Magna de Madrid. Esta operación se suma a la venta del Ritz del pasado año, otro de los hoteles de cinco estrellas gran lujo de Madrid, un trío en el que también entra el Palace.

El vendedor es el empresario portugués Pedro Queiroz, que ya el pasado año estuvo a punto de cerrar esta transacción con el inversor colombiano Jaime Gilinski, a su vez principal accionista minoritario del Sabadell (con un 5,03%). Sin embargo, la operación se truncó por el precio, que se situaba en el entorno de los 180 millones, la misma cantidad por la que ahora sí ha habido acuerdo, según fuentes del mercado. Queiroz controla, por su parte, el holding Sodim, propietario de compañías en diversos sectores, como la papelera Portucel. El vendedor declinó confirmar el precio fijado.

El grupo Dogus es el principal socio del BBVA en el banco turco Garanti. Entre los dos se reparten el 40% de la sociedad. El 30% corresponde a la entidad presidida por Francisco González y el 10% pertenece a la otomana. Dogus, además, está presente en negocios financieros, de automoción, construcción, medios de comunicación y turismo.

La portuguesa Sodim adquirió el establecimiento de lujo en 2001, decidió reformarlo y lo mantuvo cerrado durante dos años, tras los que volvió a abrir sus puertas en enero de 2009.

Las cuentas del hotel han ido mejorando en los últimos años. En 2014, los últimos resultados presentados en el registro, la sociedad Hotel Villa Magna facturó 23,4 millones, frente a los 19,5 millones del ejercicio anterior. A su vez, el beneficio creció un 62,75%, hasta los 6,2 millones.

El Villa Magna cuenta 150 habitaciones y está situado en el paseo de la Castellana. Históricamente ha estado gestionado por Hyatt, pero tras la remodelación terminada en 2009, Sodim tomó la gestión. Está previsto que sea el propio grupo Dogus el que le sustituya, al operar varios hoteles de lujo en Capri y Roma (Italia), Croacia y Turquía.

La transacción sigue la estela de la venta del Hotel Ritz, comprado por la familia saudí Olayan y el grupo hotelero Mandarin, quienes desembolsaron 130 millones. En este segmento de cinco estrellas está previsto que, además, se sumen a la capital enseñas como el Four Seasons y W.

Esta compra no es la primera operación que realiza Dogus en España. Su división de turismo compró en diciembre el 70% del capital de Marina Barcelona 92, empresa de reparación de grandes yates ubicada en el Puerto de Barcelona, por 52 millones. El grupo turco facturó cerca de 2.100 millones de euros en el primer semestre de 2015 y tuvo unas pérdidas de 432 millones.

Un activo 'trofeo'

El hotel Villa Magna es considerado como un 'activo trofeo'. Inmuebles emblemáticos, situados en buenas ubicaciones y con categoría de lujo, y por los que los inversores suelen optar por estas operaciones como una inversión refugio, en la que muchas veces se abona un precio más elevado que el mercado por lo icónico del inmueble.

En otra operación de este tipo, en 2015 el grupo Olayan y Mandarin desembolsaron 130 millones por el Ritz a Omega Capital y Belmond. Una transacción en la que se comprometieron a invertir unos 90 millones para reformar el hotel.

La venta del Villa Magna impulsa al mercado de transacciones hoteleras en España, que el año pasado registró un récord histórico al superar los 2.600 millones, según datos de la consultora Irea.