Alaba su valentía

Sánchez agradece a Rivera que sea “parte de la solución”

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (d), es felicitado por el diputado de su formación Juan Carlos Girauta (c), en presencia de la diputada de Ciudadanos Marta Martín (i).
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (d), es felicitado por el diputado de su formación Juan Carlos Girauta (c), en presencia de la diputada de Ciudadanos Marta Martín (i). EFE

El candidato socialista a presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha valorado hoy “la valentía, el coraje y el arrojo” de Ciudadanos y de su presidente, Albert Rivera, por “ser parte de la solución” al firmar un acuerdo con los socialistas dirigido a intentar formar un gobierno de cambio.

Sánchez ha reconocido el papel de Ciudadanos durante el debate que ha mantenido con Rivera en la sesión de investidura en el hemiciclo del Congreso.

“Le doy las gracias por su valentía, su coraje y su arrojo. Los españoles quieren ya con urgencia un gobierno que propicie ese cambio y aquí lo que hay es un acuerdo para que se propicie ese cambio y se construya un gobierno”, ha destacado el líder socialista.

Ha admitido que existen muchas diferencias ideológicas con C's, pero ha elogiado que hayan primado “los intereses generales sobre los de los partidos, como piden los españoles a la nueva política”.

Frente a “la vieja política” que se alimenta de “las falacias 'ad hominem'” y a los diputados que “están más pendientes de la confrontación”, Sánchez ha reivindicado el diálogo y la negociación llevada a cabo con Ciudadanos.

Por ello, ha abundado en su alabanza a la actitud del partido naranja: “Señor Rivera, gracias por ser parte de la solución”.

El secretario general del PSOE ha dedicado buena parte de su discurso a exponer las principales medidas contenidas en el acuerdo con C's, en particular, en el ámbito económico.

En respuesta a quienes reprochan que algunas de las propuestas “no son de izquierdas”, Sánchez ha subrayado que “son de justicia social”, como las dirigidas a los autónomos o a los parados de más de 52 años.

Ha destacado además la hoja de ruta trazada para renegociar con Bruselas los objetivos de déficit y la reforma fiscal en la que se estudiaría la creación de un impuesto a las grandes fortunas.

El líder del PSOE ha puesto en valor también el acuerdo para que en el plazo de seis meses haya una nueva ley de enseñanza consensuada con la comunidad educativa.

Sánchez ha aprovechado su discurso para hacer ver al PP y a Podemos que podrán compartir la reforma exprés de la Constitución pactada con Ciudadanos, por la que, entre otros aspectos, se suprimirían las diputaciones provinciales y los aforamientos o se limitarían a dos los mandatos de los presidentes del Gobierno.

“¿Dónde está el problema para que lo pongamos en marcha desde la próxima semana?”, ha preguntado Sánchez al líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El candidato socialista se ha mostrado convencido de que la mayoría de los electores del PP apoyarían igualmente estos cambios en la Carta Magna, por lo que ha pedido al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, no “instrumentalizar” el Senado, donde los populares tienen mayoría absoluta, para bloquear esta reforma.

Aunque no está contenido en el documento firmado con Ciudadanos, Sánchez ha rescatado su propuesta defendida en campaña de trasladar el Senado a Barcelona.