Inventan un contenedor que convierte basura en wifi

De esa manea pretenden que la gente arroje menos residuos. La idea surgió en 2013 en un festival de música

Inventan un contenedor que convierte basura en wifi

La gran cantidad de basura que se arroja a los contenedores a diario hizo que se les encendiese la bombilla a Raj Desai y Pratik Agarwal. Se propusieron recompensar a las personas por librarse de los residuos. La idea surgió en 2013 después del festival de música de Bangalore, según informa el portal de noticias de la CNN.

Estos jóvenes de 26 años, inventaron un cubo de basura que premia con 15 minutos de wi-fi gratis a las personas que arrojaban algo en su interior. Este bote cuenta con un coste de unos 1.470 dólares y dispone de una pantalla LED y una altura de 1,37 metros. En el momento en que se tira algo en su interior la pantalla muestra un código que permitirá acceder a Internet durante un cuarto de hora. Este servicio sólo estará disponible en un radio de 50 metros.

Esta iniciativa emprendedora recibe el nombre de ThinkScream se asoció con una compañía de telecomunicaciones y en un festival de música celebrado en 2014 se estrenó con seis contenedores inteligentes. Desde ese momento han recibido peticiones por parte de empresas para anunciarse. Sin embargo, en ningún instante manejaron la posibilidad de lucrarse de esta manera, ya que el principal objetivo que se buscaba era cambiar la conducta de la población en la India y que dejarán de arrojar tanta basura. Para ello se apoyaron en la tecnología.

ThinkScream cuenta con dos maneras distintas de facilitarle el Wi-Fi a sus clientes. El servicio estrella se presta en las salas de cine de Mumbay, donde tienen la posibilidad de usar el Wi-Fi para pedir comida y que se la entreguen en los asientos. Esta propuesta la introdujeron en 60 salas de cine. También han trabajado de manera directa con organizadores de festivales de música para proporcionar a los asistentes una conexión a internet.

Aún desconocen los éxitos del contenedor de Wi-Fi, pero reconocen que a la gente le resulta muy atractiva esta idea. En un principio por el factor sorpresa y más adelante por la señal gratuita a Internet. En estos momentos no tienen ningún contenedor instalado, pero son optimistas debido al interés mostrado en los últimos tiempos por parte de las administraciones y empresas privadas.

Normas