El PSOE hace un último ofrecimiento de pacto a la izquierda

Sánchez quiere igualar la pensión asistencial al salario mínimo

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha anunciado que va a proponer un acuerdo a Podemos y el resto de partidos de izquierdas que vaya “mucho más allá” en materia laboral, social y de regeneración democrática que el pactado con Ciudadanos, aunque ha recalcado que será “coherente” con el documento negociado con el partido de Albert Rivera y que este lunes somete a su Comité Federal.

En el documento que ha empezado a circular sobre cuáles son algunas de esas propuestas que ofrecen los socialistas a las fuerzas de izquierdas, pocas novedades respecto al acuerdo suscrito con Ciudadanos, si bien en una frase establece la necesidad de "incrementar de forma progresiva las pensiones no contributivas en aras a su confluencia con el salario mínimo interprofesional". Esto, en la práctica, significa que a la hora de cobrar la jubilación, la cuantía de una pensión de un trabajador que hubiera cotizado por el mínimo sería idéntica a la de otro que ni siquiera hubiera cotizado.

Así lo ha desvelado Pedro Sánchez al inicio de la citada reunión del máximo órgano de los socialistas entre congresos, que ha comenzado antes de que llegara la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que ha llegado a tiempo para oír esta oferta de Sánchez. En la cita no están los presidentes de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, y Extremadura, Guillermo Fernánde Vara, por motivos de agenda.

Sánchez ha explicado que durante esta jornada, antes de que comience este martes su investidura en el Congreso de los Diputados, va a proponer un acuerdo “a todas las fuerzas del cambio”, a los partidos “progresistas y de izquierdas” para que se sumen al PSOE y “pongan fin al Gobierno de Mariano Rajoy”.

El líder de los socialistas ha explicado que este acuerdo “va a ser coherente” con el de Ciudadanos, pero también va a ser “valiente”, porque “va a ir mucho más” del acuerdo cerrado con el partido naranja.

En concreto, ha explicado que va a “reforzar” este pacto en materia de emergencia social, mercado laboral y recuperación de derechos laborales, lucha contra el cambio climático, igualdad, regeneración democrática, lucha contra la corrupción y políticas de asilo y refugiados.

“Por nosotros no va a ser”, ha remachado Sánchez, que ha defendido que no se resigna a que España “siga en funciones” y, por eso, no renuncia a conseguir los apoyos para que esta semana el país tenga “un Gobierno progresista y reformista”.

Fuentes socialistas han explicado que a lo largo de la jornada, el PSOE entregará sendos documentos a Podemos, En Marea, En Comù Podem, Compromís e Izquierda Unida-Unidad Popular. Serán ofertas personalizadas en función de los programas electorales que presentaron estas formaciones.