Pertenecen a Asics desde 1977

Onitsuka Tiger, las zapatillas que asombraron en México 68

Kihachiro Onitsuka fundó la marca en 1949

Su modelo más emblemático, las Stripes, cumple 50 años

Onitsuka Tiger, las zapatillas que asombraron en México 68

El exoficial japonés Kihachiro Onitsuka decidió en 1949 hacer algo por su patria que poco tenía que ver con el ejército. A sus 32 años, se propuso poner su granito de arena para recuperar a través del deporte la autoestima que perdieron los jóvenes de su generación tras caer derrotados en la Segunda Guerra Mundial. Así nació la marca Tiger, que más de 60 años después, y tras su relanzamiento en 2001, sigue siendo un icono de la moda callejera en todo el mundo.

Cronología

1949. El exoficial Kihachiro Onitsuka funda su propia compañía de calzado deportivo.

1950. Sale a la venta el primer modelo para baloncesto, el deporte más popular de la época en Japón. Las suelas incorporan ventosas (inspiradas en las que tienen los pulpos en los tentáculos) para ganar sujeción.

1958. Onitsuka se sitúa como número uno de ventas en el segmento de calzado deportivo para competición.

1964. La compañía entra en el mercado de valores de Kobe, su ciudad natal, y en los de Tokio y Osaka. Los Juegos Olímpicos de Tokio de ese año se convierten en la presentación internacional del país. También de la marca.

1968. Con motivo de los Juegos Olímpicos de México, Onitsuka Tiger presenta su calzado deportivo con bandas laterales (Asics Stripes). El modelo elegido fue Limber Leather, unas zapatillas para correr.

1972. El atleta finlandés Lasse Viren gana dos medallas de oro. Para celebrar la primera levanta una de sus zapatillas Onitsuka Tiger.

1977. Onitsuka Tiger se fusiona con GTO y Jelenk. El resultado es la compañía Asics, cuyo nombre es el acrónimo de Anima sana in corpore sano.

1986. Asics introduce un nuevo sistema de amortiguación de la pisada, el Cushioning System. Esta nueva técnica tenía la propiedad de absorber el impacto vertical de la pisada en carrera y dispersarlo en el plano horizontal.

2001. Tras varios años sin fabricarse, Asics decide recuperar los modelos Onitsuka Tiger para hacer frente a la creciente demanda de prendas de estilo retro o vintage.

2003. Uma Thurman calza el modelo Tai Chi durante las películas de Kill Bill, dirigidas por Quentin Tarantino. Esa publicidad hace que se disparen las ventas en Japón.

2009. Onitsuka Tiger celebra su 60 aniversario sacando a la venta modelos de edición limitada. Su fundador, Kihachiro Onitsuka, había muerto dos años antes.

Onitsuka fundó su compañía cuatro años después del fin de la guerra. En los años cuarenta, el baloncesto era uno de los deportes más populares entre los estudiantes y los jóvenes, que generalmente lo practicaban descalzos. Así, en 1950 creó OK Basketball Shoe, un calzado especial para practicar baloncesto. Dos años más tarde, la versión mejorada de este calzado incorporaba una suela especial con pequeñas ventosas que favorecían el agarre a la pista. Onitsuka confesó más tarde que se había inspirado en las pequeñas ventosas de los tentáculos del pulpo mientras cenaba una noche.

Varios equipos de baloncesto apostaron por su producto, con lo que la compañía pudo desarrollarse. En 1958, Onitsuka Tiger llegó a ser la marca número uno en el campo del calzado deportivo de competición.

Onitsuka Tiger surgió como tal en los años sesenta. El deporte llegó a ser uno de los principales motores del crecimiento económico japonés, país que ya era referencia mundial en tecnología cuando en 1964 se celebraron en Tokio los Juegos Olímpicos. La inversión en infraestructuras y la llegada de la informática y las telecomunicaciones supusieron la presentación al mundo del nuevo Japón.

La incorporación de las famosas bandas laterales de Asics en el calzado durante las competiciones preolímpicas de 1966 ayudó a que la firma se conociera internacionalmente. Había llegado el momento de conquistar Occidente, empezando por Estados Unidos. El momento elegido fueron los Juegos Olímpicos de México 1968. Onitsuka Tiger presentó su calzado deportivo con las bandas laterales (Asics Stripes). Gustaron mucho.

El nacimiento de Asics

En 1977, Onitsuka Tiger desapareció del mercado debido a un acuerdo de fusión entre varias compañías: Onitsuka Tiger, GTO y Jelenk. El resultado fue la compañía Asics, cuyo nombre es el acrónimo de Anima sana in corpore sano. El espíritu creativo de Onitsuka continúo presente en cada nuevo par de Asics, consiguiendo estar entre las cinco primeras marcas de calzado deportivo y exportando su combinación de vida sana, tradición japonesa e innovación.

Hacia 1986, la empresa introdujo un nuevo sistema de amortiguación de la pisada: Asics Gel Cushioning System. Este nuevo sistema tenía la propiedad de absorber el impacto vertical de la pisada en carrera y dispersarlo en el plano horizontal. Consiguió un aclamado reconocimiento mundial para el equipo de investigación y desarrollo de la compañía.

El regreso del mito

Onitsuka Tiger resurgió en 2001 como respuesta a las nuevas tendencias vintage que comenzaron a lanzarse a finales de los años noventa. Mientras los deportistas calzaban Asics para ganar sus competiciones, la corriente retro sacaba el calzado deportivo a las calles para darse a conocer. Era el momento de despertar al tigre. En el mundo de la moda, la nostalgia por las épocas pasadas comienza a ser una tendencia muy importante. Las colecciones de los diseñadores evocan prendas de los años 1960, 1970 y 1980 y la fiebre por la ropa vintage se extiende por todo el mundo.

El modelo de Tiger que lució Uma Thurman en las dos entregas de Kill Bill (2003 y 2004) contribuyó a volver a colocar a la marca en lo más alto en términos de popularidad.

Una marca ligada a las leyendas de los Juegos Olímpicos

Onitsuka Tiger, las zapatillas que asombraron en México 68

En los años setenta, Onitsuka Tiger ganó visibilidad con el patrocinio de atletas. La marca entraba en una etapa de madurez, teniendo en cuenta las necesidades del consumidor, la adecuación a la práctica del deporte y la innovación tecnológica. Se lanzaron botas de nieve, botas de fútbol y zapatillas para correr. Debido a la crisis del petróleo de estos años, Japón volcó su desarrollo en el ámbito tecnológico. En Onitsuka Tiger, la década del progreso tecnológico llegó con el lanzamiento del modelo Fabre. Una zapatilla de baloncesto fabricada con la última tecnología cuyo nombre viene del movimiento fast break, habitual en baloncesto.

Uno de los acontecimientos clave en la historia de Onitsuka Tiger tuvo lugar durante la celebración de los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972, cuando el atleta finlandés Lasse Viren obtuvo la victoria en las competiciones de 5.000 y 10.000 metros, una hazaña que repitió en los Juegos Olímpicos de Montreal en 1976.

Millones de personas vieron por televisión a Viren levantar sus zapatillas después de cruzar la línea de meta al ganar la prueba de los 10.000 metros. Esta muestra de agradecimiento a los diseñadores de Onitsuka Tiger se debió a que, la noche anterior a la prueba, el equipo de diseño llegó a la conclusión de que, según el peso y la pisada de Viren, necesitaban quitar dos milímetros de la suela de las zapatillas para que fueran más eficientes. El resultado fue una medalla de oro para el atleta y un retorno en forma de publicidad como nadie había podido imaginar.