Fomento ratifica que el año pasado la vivienda se revalorizó un 1,8%

Las casas han recuperado ya un 2,4% del valor perdido en la crisis

Las casas han recuperado ya un 2,4% del valor perdido en la crisis
EFE

Pese a que en algunos lugares, cada vez menos, los inmuebles continúan depreciándose, en términos agregados ninguna estadística de precios de vivienda refleja ya variaciones negativas. Por ello, los cálculos sobre cuánto se han depreciado las casas ya no van a variar sustancialmente, salvo en los lugares donde los pisos continúan hoy siendo más baratos que un año antes.

Ayer fue el turno del estudio del Ministerio de Fomento. El departamento que dirige Ana Pastor certificó que el precio del metro cuadrado de la vivienda libre se situó a finales de 2015 en 1.490,1 euros, lo que significa un incremento del 1,8% anual; y del 2,1% en términos reales, esto es descontado el efecto de la inflación. De esta manera, mientras en tasa nominal con este alza son ya tres los trimestres seguidos en los que las casas aumentan su precio, en términos reales el último trimestre de 2015 fue el quinto consecutivo de revalorizaciones.

Así, Fomento explica en su nota que con este incremento el ajuste del precio desde máximos, alcanzados en el primer trimestre de 2008, es del 29,1% en términos nominales y del 35,7% en términos reales. Sin embargo, desde su valor mínimo, que se registró en el tercer trimestre de 2014, el precio de la vivienda ha recuperado ya un 2,4%.

Si se analizan los números atendiendo a la tipología de los inmuebles, el valor medio del metro cuadrado de la vivienda libre de hasta cinco años de antigüedad (donde se englobarían todas las casas nuevas) se situó en 1.738,5 euros en el cuarto trimestre de 2015, lo que supone un incremento interanual del 1,1%.

Si la vivienda cuenta con más de cinco años de antigüedad, el precio alcanzó los 1.481,2 euros por metro cuadrado, lo que supone una caída del 1,8% en tasa interanual. El hecho de que las casas de mayor antigüedad, que además son más numerosas, concentren aún descuentos en términos absolutos explica en gran medida que también sean las que más y mejor se venden.

Por su parte, el precio del metro cuadrado de la vivienda protegida se situó en 1.095,6 euros en el cuatro trimestre del pasado año, un 0,1% menos que en el trimestre anterior y un 0,4% por debajo del valor de un año antes.

Además, es un 26,4% más barata que la vivienda libre, una horquilla que durante la crisis se ha estrechado, puesto que en tiempos de bonanza los pisos de protección oficial (VPO) eran de promedio un 30% más baratos que los de precio libre. Y en las comunidades más caras, como Madrid, llegaron a costar la mitad. Durante la crisis lo que ha ocurrido es que mientras el precio de la VPO ha seguido intervenido por la Administración, en el mercado libre el ajuste ha sido mucho más acelerado.

Por territorios, en los municipios de más de 25.000 habitantes, los precios más elevados de la vivienda libre se contabilizaron en San Sebastián, con 3.133,3 euros por metro cuadrado, seguido de Getxo (2.699,5 euros), Barcelona (2.553,6 euros), Ibiza (2.513,8 euros), Sant Cugat del Vallès (2.505,7 euros), Madrid, (2.504,3 euros) y Pozuelo de Alarcón (2.489,9 euros).

Los más bajos se registraron en Elda (550,9 euros), Jumilla (563,5 euros), Villarrobledo, (574,4 euros), Hellín (587,2 euros), Crevillent (606,4 euros), Ontinyent (607,4 euros) y Tomelloso (609,4 euros).

Un total de 14 comunidades autónomas registraron crecimientos interanuales durante el pasado año, especialmente Baleares (+5,4%), Madrid (+3,4%), La Rioja (+3,2%), Cataluña (+3%), Canarias (+3%), Castilla y León (+2,6%) y Navarra (+2,2%). Por el contrario, el resto de las comunidades autónomas aún mostraron el pasado año caídas interanuales: Cantabria (-4%), País Vasco (-1,3%) y Murcia (-0,1%).