Incluirá advertencias en los productos inadecuados para particulares

La CNMV remienda el indicador de riesgo de Economía al añadir más alertas

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez.
La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez.

La puesta de largo ayer del plan de actividades de la CNMV para el último año de mandato de Elvira Rodríguez al frente del supervisor, salvo que sea renovada en el cargo, planteó una batería de medidas, para mejorar la protección de los pequeños inversores.

Así, el indicador de riesgo de productos financieros de Economía, que entró en vigor a comienzos de mes, será complementado por la CNMV. El proyecto inicial, promovido por el supervisor de los mercados en 2014, pasó a manos del ministerio que dirige Luis de Guindos. Este eliminó la obligación de incluir colores –de hecho, ninguna entidad financiera los utiliza; los han sustituido por fracciones que van del 1/6, menor riesgo, al 6/6, mayor riesgo–, y otras alertas exigidas en el primer borrador.

Elvira Rodríguez señaló ayer que su intención es complementar el indicador, con tres puntos más. El producto incluirá una alerta específica cuando sea inapropiado para los particulares. Llevará además información clara sobre el coste de mercado del producto para poder compararlo fácilmente con el precio de venta. Y, por último, deberá incluir varios escenarios: favorables, neutros o desfavorables en la posible evolución del instrumento. No está claro si esta circular, que estará lista en los próximos meses, abarcará los productos que se han quedado fuera del indicador elaborado por Economía, precisamente aquellos con más riesgo, como los derivados (contratos por diferencias, futuros, opciones...).

Todos los artículos financieros vinculados a la evolución de un índice o a una cesta de acciones caerán bajo un reglamento comunitario que entrará en vigor el 31 de diciembre de 2016 y que se denomina PRIIP (Package Retail Investment Products). “Haremos compatible la circular con la norma europea, llegaremos a todo lo que queramos llegar”, sentenció ayer Elvira Rodríguez.

Otro de los puntos que tocó la presidenta de la CNMV fue el régimen sancionador. Lo modificará para adaptarlo a los tipos infractores existentes actualmente, teniendo en cuenta los incluidos en la normativa comunitaria que deben incorporarse al derecho español. El supervisor utilizará también su capacidad para elaborar guías técnicas con criterios o procedimientos, que, sin ser circulares, tendrán casi nivel normativo.

Superordenador

La prevención del abuso de mercado se potenciará con la puesta en marcha antes de finales de junio de una especie de superordenador. “Se va a desarrollar una nueva aplicación informática para realizar las investigaciones por posible uso de información privilegiada. Este desarrollo se realizará aprovechando la ocasión que brinda la necesaria adaptación a la nueva interfaz para obtener las titularidades del depositario central de valores, consecuencia de la reforma del sistema de registro, compensación y liquidación”, explica el plan de actividades. Tras varios aplazamientos, la reforma será una realidad el próximo 27 de abril.

Abengoa

Sobre la situación de Abengoa, en preconcurso desde el pasado 25 de noviembre, la presidenta del supervisor de los mercados aseguró que desde la CNMV no se pondrá ninguna pega para que la empresa salga adelante; eso sí, de forma ortodoxa. Sobre la posición de los alrededor de los 50.000 pequeños accionistas del grupo de ingeniería afirmó que lo peor que les puede pasar es que la empresa cierre. En todo caso, Elvira Rodríguez aseguró que seguirán muy de cerca la evolución de Abengoa y, especialmente, la información que aporta al mercado. Está previsto que la banca realice en los próximos días una contraoferta de reestructuración financiera a la planteado por la empresa. Los bonistas, con una serie de condiciones, se ofrecen a inyectar unos 1.000 millones de liquidez para que el grupo poner en marcha su plan industrial, como publicó ayer CincoDías.

Bankia

La presidenta de la CNMV aseguró ayer que no comparte el criterio del Tribunal Supremo sobre la información contable de la salida a Bolsa de Bankia en julio de 2011. Explicó que, a su juicio, las cuentas fueron reformuladas debido a a cambios regulatorios posteriores y que las circunstancias de después de su debut “se están dando como sabidas para calificar el hecho previo”.

Los ‘espías’ comenzarán a actuar a partir de junio

El denominado mistery shopping o envío de personal de incógnito a instancias de la CNMV para supervisar la comercialización de productos financieros será una realidad en el segundo semestre del presente ejercicio, según el plan de actividades del supervisor. La CNMV realizará una contratación de servicios externos a través del preceptivo concurso. Finalmente, esta especie de espías no tendrán capacidad probatoria, pero sí darán pistas para que la CNMV pueda iniciar una investigación formal. Entre otros parámetros se utilizarán las reclamaciones para enviar a las personas que supervisarán en primera persona la comercialización.

Elvira Rodríguez añadió también que se utilizarán las nuevas herramientas de supervisión que permiten a la CNMV requerir la colaboración de expertos independientes en sus actividades de control.