El euro cae un 1% respecto al dólar

El Ibex olvida sus penas con una subida del 2,35% en una sesión al alza del petróleo

Monitor bursátil en Pekín.
Monitor bursátil en Pekín. REUTERS

En los tiempos de máxima volatilidad en los que se encuentran inmersas las materias primas, lo que un día le quitan a los mercados, otro día se lo dan. Así se lo han aprendido los inversores este comienzo de año y así se vivió sobre los parqués, que rebotaron tras las pérdidas del viernes liderados por las compañías de recursos básicos. En concreto, el Ibex 35 se anotó un 2,35%, hasta los 8.387 puntos. 

IBEX 35 8.329,30 -0,32%

En la sesión de hoy, los bancos españoles también cotizaron al alza y parecen dejar cada vez más lejos, al menos en lo que a su comportamiento en Bolsa se refiere, los rumores que apuntaban a una recesión. Las subidas se movieron entre un 5% de Banco Santander y un 0,94% de Bankia. Ninguna de las entidades que cotizan en el índice de referencia de la Bolsa española registró pérdidas. A pesar de ello, las entidades siguen ocupando las plazas a la cola de un Ibex 35 que sigue cediendo un 12% en el año. Por su parte, en Europa, el segmento se anotó una subida 2,67%

Y es que todos los sectores se movieron en positivo en el Viejo Continente y, con ellos, los principales parqués. El Dax se anotó un 1,98%, el Cac subió un 1,79%; el Footsie, un 1,47%, el Mib avanzó un 3,52% y el Euro Stoxx 50, un 2,19%.

El petróleo fue una vez más uno de los motores del rebote. Los inversores se despertaron con renovadas esperanzas puestas en un pacto de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que ponga fin a la saturación del mercado que desplomó los precios del oro negro desde los 115 dólares por barril hasta los mínimos de 27,88 en los que llegó a cotizar en enero.
Irán sigue siendo el principal inconveniente para este acuerdo que incluye a Rusia como cooperante ajeno al cártel.

Recién liberado de las sanciones internacionales que lastraban su comercio con motivo de su programa nuclear, Irán ha anunciado en repetidas ocasiones, pese a que la pasada semana manifestó apoyar la cooperación entre países, que pretende aumentar sus exportaciones y recuperar la cuota de mercado perdida.

Por este motivo, el mercado se tomó de forma muy positiva las declaraciones del  ministro del Petróleo de Nigeria, Emmanuel Kachikwu, que abrió las puertas a congelar la producción de Irán de forma flexible, es decir, permitiéndole cumplir sus objetivos al tiempo que se impulsa el precio del crudo. "Ha estado fuera del mercado un tiempo y ahora está volviendo. No le puedes congelar en el estado en el que están ahora, sino a un nivel superior", señaló.

Y todo con la sombra de la Agencia Internacional de la Energía señalando que, incluso congelando ahora la producción, exceso de oferta mundial de crudo se mantendrá, al menos, hasta 2017.

En el mercado de la deuda, el interés del bono español a 10 años cayó al 1,654%, mientras que su homólogo alemán también cedió hasta el 0,176%. Así, el diferencial entre ambos, la ya archiconocida prima de riesgo, se deja tres puntos básicos hasta los 147. 

Por su parte, en el mercado de divisas, el euro cedió un 1% en relación al dólar. La moneda comunitaria ha retomado su cuesta abajo desde los máximos del año en 1,13 billetes verdes marcados en de la semana pasada. Pese a ello, el soporte de los 1,10 dólares se le sigue resistiendo y se ha convertido en un auténtico soporte que aleja al euro de la igualdad.