El presidente del Gobierno dice a Cameron que lo más probable es que haya elecciones el 26J

El PP ofrece a Sánchez ser vicepresidente de Rajoy

El vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, ha asegurado que su partido estaría dispuesto a dar una vicepresidencia del Gobierno al PSOE o a Ciudadanos dentro de la gran coalición que propone formar con ambos partidos.

En rueda de prensa tras reunirse con el ministro de Educación, Iñigo Méndez de Vigo, Maroto ha ironizado sobre el hecho de que al líder socialista, Pedro Sánchez, le “molesta mucho” que “se le ofrezcan vicepresidencias con nombres y apellidos y funciones” y ha asegurado que al PP no le preocuparía “en absoluto” ceder ese cargo.

Ha apuntado en este sentido que los 'populares no tendrían “ningún problema” si el PSOE o Ciudadanos quieren una vicepresidencia del Gobierno porque considera “razonable compartir en coalición” el programa que se quiere gestionar.

En esta rueda de prensa, Maroto ha insistido por otro lado en rechazar una hipotética abstención del PP ante un eventual pacto del PSOE con Ciudadanos.

Ha señalado en este sentido que la posición del PP es la misma que tiene Podemos cuando veta a Ciudadanos o Ciudadanos cuando veta a Podemos, y parten de la misma razón: que no comparten el programa. El PP, ha insistido, “no puede facilitar un gobierno cuando no comparte el programa".

Además ha señalado que el PP no podría facilitar un Ejecutivo que sólo pretendiese “destruir” lo que ha hecho este partido, y con un presidente que lo único que quiere y así mismo lo anuncia es “cargarse” todo lo que han hecho los populares.

Javier Maroto ha dicho por otra parte que en el PP no se ha hablado aún de la posibilidad de que Rajoy acuda a la investidura si Sánchez fracasa. Ha recordado en cualquier caso que “estamos ante la primera investidura”, y ha considerado que a las investiduras “hay que acudir” con el voto asegurado o “cerrado”.

En su opinión, el Rey propuso a Sánchez para la investidura porque el líder socialista le dijo que podía conseguir los apoyos necesarios. Y ha criticado que el secretario general del PSOE esté ahora “mareando la perdiz” mientras sigue sin contar con los apoyos suficientes.

Además ha advertido de que Sánchez lleva “sesenta días repitiendo no es no, o 'qué parte del no has entendido'” y ha señalado que no le gustaría estar en el pellejo de quien ha hecho ya conocida esa frase. Por el contrario, ha asegurado, el PP está “en el bloque del sí al diálogo, al acuerdo y al gobierno de coalición”.

Entretanto, el presidente del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, rechazó hoy con contundencia la posibilidad de que el PP se abstenga para facilitar un Gobierno entre el PSOE y Ciudadanos. “Es un escenario imposible”, aseguró, subrayando que intervendrá en el debate de investidura para explicarle al líder socialista, Pedro Sánchez, las razones por las que no tiene su confianza.

El jefe del Ejecutivo insistió en que la presión que puedan ejercer “poderes económicos o mediáticos” para que el PP se abstenga no darán resultado. “Los electores del PP no entenderían, ni nadie lo entiende (una posible abstención del PP para facilitar un Gobierno PSOE-C’s). Por eso, no lo vamos a hacer”, explicó Rajoy en declaraciones a la prensa horas antes de la cumbre europea que se celebra en Bruselas.

Rajoy reiteró su propuesta para crear un Gobierno entre las tres fuerzas “moderadas” PP, PSOE y C’s, que coinciden en “los temas fundamentales como la unidad de España” y la defensa “del proyecto europeo”. Defendió que un Ejecutivo como el propuesto por el PPsería “europeísta, sensato, razonable”. Y añadió: “Es lo que piensan todos por aquí”.

El político español recordó que el poder ejecutivo está en manos de coaliciones de los principales partidos en 15 países de la UE. Incidió en el caso alemán, donde “gobierna el PP” o la CDU de Angela Merkel y “el Partido Socialista tiene la vicepresidencia y carteras importantes”. Así, Rajoy también sugirió que un posible acuerdo con el PSOE implicaría la cesión de la vicepresidencia. “Un Gobierno con 252 escaños (PP, PSOE y Ciudadanos) nos permitiría dar un mensaje que sería magníficamente bien recibido en España y fuera. Equivaldría a decir que se apuesta por la consolidación de la recuperación económica”, indicó Rajoy.

Señaló que “España ganaría credibilidad y confianza en los mercados”. Esto fue lo que declaró a los periodistas, pero ya dentro de la sala antes de que empezara la cumbre europea, Rajoy fue sorprendido comentándole al primer ministro británico David Cameron que “lo más probable es que haya elecciones el 26 de junio”.

Y mientras el PP y Ciudadanos reclaman que los socialistas rompan con Podemos, la formación morada presiona también al PSOEpara que se aleje de “las derechas”. Su líder, Pablo Iglesias, señaló esta mañana que mantiene su propuesta de formar un Gobierno “de izquierdas” que incluiría a PSOE, Podemos, Compromís e Izquierda Unida.

“Trabajamos para que Pedro Sánchez sea presidente”, defendió. El secretario general de la formación morada se reunió ayer con el portavoz de IU, Alberto Garzón, y aceptó su propuesta de que los equipos negociadores de ambos partidos, junto a los del PSOE, Compromís y “las confluencias” se reúnan para empezar a negociar la posible conformación de un Gobierno de progreso.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, matizó ayer la postura de su partido, que había defendido que, incluso si llegaba a un acuerdo con el PSOE, se abstendría en la investidura. Rivera abrió la puerta a votar sí en el supuesto de que se cierre un pacto global que incluyera todas sus propuestas. Ciudadanos incide en reducir la fiscalidad sobre los autónomos.