Sube más de un 7% aunque el ministro iraní no aclara si se unirá al pacto

El petróleo se dispara tras la reunión de la OPEP en Irán

El ministro iraní no aclara si se unirá al pacto para congelar la producción

El Brent sube más de un 5%

Comportamiento del Brent tras las palabras del ministro iraní
Comportamiento del Brent tras las palabras del ministro iraní

El ministro del Petróleo de Irán, Bijan Zangeneh, ha señalado que la cooperación entre países miembros y ajenos a la OPEP es una buena noticia, aunque no ha afirmado que será necesario esperar para ver si su país se une o no al acuerdo alcanzado ayer en Doha por parte de Rusia y Arabia Saudí para congelar la producción de petróleo e impulsar los precios. “La decisión adoptada por miembros de la OPEP y países ajenos de limitar su producción para estabilizar el mercado y los precios tiene nuestro apoyo”, declaró el ministro.

Estas palabras han catapultado el precio del oro negro en los mercados. El Brent, referencia europea, se ha disparado para anotarse más de un 5%, toda vez que la adhesión de Irán al pacto se entiende como fundamental. En el contexto de un mercado sobresaturado, el país tenía en su hoja de ruta el mayor incremento de exportaciones de crudo del mundo, pasando desde el millón de barriles diarios a más de 2,5 millones.

Ayer, Zangeneh señaló a la prensa iraní que no estaba dispuesto a que el país renunciara a recuperar la cuota de mercado que había cedido desde que en 2012 se le impusieran sanciones a su comercio como represalia por su programa nuclear. Resulta confuso entonces el próximo movimiento de un país cuyo emisario en la OPEP, Mehdi Asali, calificó el acuerdo de Doha como "ilógico". Pese a ello, los inversores han decidido ver el vaso medio lleno y han optado por las compras, llevando el precio del oro negro de vuelta a los 34 dólares por barril.

La reunión entre los dos mayores productores y exportadores de petróleo del mundo dejó un agridulce sabor de boca entre los inversores. Por un lado, quedaron decepcionados al conocer que, tras tantas especulaciones, finalmente el acuerdo se limitaría a 'congelar' los niveles de producción de unos países que no han aumentado recientemente estos niveles, al moverse ya en terrenos de máximos históricos. Sin embargo, las palabras del ministro saudí, aludiendo a que este era únicamente un primer paso en este 'alto al fuego' en la guerra de petróleo, abrieron la puerta a la esperanza. Los analistas, en cualquier caso, no creen que este sea el último capítulo de la guerra de petróleo.