Pero impulsa su expansión en el resto de España

E.Leclerc cierra tres tiendas en Madrid

Uno de los hipermercados de E.Leclerc.
Uno de los hipermercados de E.Leclerc.

Tres hipermercados adheridos a la marca E.Leclerc en Madrid, concretamente los de Vallecas, Carabanchel y Alcobendas, cesarán su actividad comercial durante las próximas semanas, debido a que los resultados obtenidos en los últimos ejercicios no hacían viable su continuidad.

Por su parte, la gasolinera E.Leclerc de Carabanchel (C.C. Islazul) continuará abierta y funcionando como hasta ahora, bajo la fórmula de estación de servicio low cost.

Los tres hipermercados estaban incluidos en el paquete de siete tiendas adquiridas por E. Leclerc en el año 2011 en la Comunidad de Madrid. Con respecto a los hipermercados de Vallecas y Alcobendas, los dos comparten características parecidas: se encuentran situados en el interior de galerías comerciales mal posicionadas respecto a otros espacios competidores y cuyos propietarios no han llevado a cabo en los últimos años las acciones necesarias para hacer más atractivas sus instalaciones.

En cuanto al hipermercado de Carabanchel, los elevados gastos de comunidad a los que ha tenido que hacer frente durante estos años han sido un factor determinante a la hora de tomar esta decisión. Las negociaciones llevadas a cabo con los propietarios del centro comercial en el que se ubica el hipermercado, no han dado los frutos deseados.

Cada hipermercado E.Leclerc funciona de forma autónoma y tiene al frente del negocio a un empresario independiente que se responsabiliza personalmente de los resultados ante la dirección del grupo en España. Y aunque la crisis económica también ha afectado a las cifras de venta de los tres hipermercados, cada uno de sus propietarios ha estudiado y agotado todas las vías posibles para evitar el cierre.

  • Sin acuerdo con los fondos de inversión

Antes de tomar estas decisiones, los responsables de dichos hipermercados han intentado llegar a un acuerdo -sin éxito- con los fondos de inversión propietarios de las galerías para reconducir la situación. Desde la dirección general del grupo se subraya el contraste entre la visión financiera de los fondos frente a la más comercial de los responsables de E.Leclerc.

Los comités de empresa ya han sido informados. En los próximos días, se iniciarán las negociaciones que tendrán como objetivo prioritario conseguir el acuerdo más beneficioso para los 250 trabajadores afectados, así como estudiar la posibilidad de reubicación de algunos de ellos en otros hipermercados.