El nuevo concepto de asesoría

Algunor portales ofrecen funciones básicas para llevar las cuentas de un autónomo o pyme por seis euros al mes.

El nuevo concepto de asesoría

Las nuevas tecnologías han cambiado radicalmente la relación que las pymes y los autónomos tienen con su asesoría o gestoría. Esta se caracteriza por mantener una comunicación constante y permanente y en la mayoría de los casos bajo un entorno online. Es decir, se puede dar el caso de que usted nunca haya visto a su asesor o gestor y, aún así, tenga sus cuentas al día. Un nuevo concepto de asesoría que cuenta con sus ventajas y sus inconvenientes.

Por el lado de las ventajas, algunas de las asesorías online que existen en España aseguran que su mayor virtud se encuentra en la rápida respuesta que dan a los clientes, en comparación con el concepto tradicional. En paralelo, también defienden que no cuentan con compromisos de permanencia, tendencia que todavía se utiliza en algunas gestorías, sobre todo con aquellos clientes que suponen un mayor volumen de trabajo.

Asimismo, estas soluciones suelen ser más baratas para aquellos autónomos o pymes que contraten de una sola vez un servicio anual, en lugar de renovarlo mensualmente. Este indicador, el precio, es su principal atractivo, pues en la actualidad existen paquetes mensuales de cinco o seis euros al mes, unos precios a los que prácticamente nunca gestoría física puede hacer frente.

Desventajas de una asesoría online

Por el contrario, las gestorías online también ofrecen desventajas. Así, las prestaciones que se derivan de sus servicios son muy reducidas, sobre todo en los paquetes básicos. De hecho, si lo que se busca es una gestión más completa, como la que nos realizaría un asesor tradicional, es difícil encontrar opciones online por debajo de los 30 euros.

Otro de los inconvenientes es la falta de una atención personalizada, pues las consultas o gestiones directas que requieren una respuesta inmediata no pueden ser atendidas a través de gestorías online. Este aspecto es uno de los más valorados por los emprendedores, por lo que una asesoría online no puede competir.

Además, desde una asesoría tradicional se defiende que la presentación de ciertos modelos y pago de tributos pueden generar problemas que una aplicación o concepto online no pueden resolver. Es decir, si un autónomo o pyme tiene problemas con ciertos trámites, deberá que recurrir a alguien que le aclare la situación, cuestión que un gestor tradicional le realizará sin sobrecoste.

Normas