Prevé superar este año la facturación precrisis

Rodilla sale de pérdidas y prepara su salida al extranjero

Interior de un local de Rodilla en Madrid.
Interior de un local de Rodilla en Madrid.

La cadena de restauración Rodilla presentó este lunes los resultados de 2015. La compañía cerró el pasado año con una facturación de 92 millones de euros, un 12,5% más que en 2014. A ello se une la vuelta a beneficios de la firma por primera vez desde 2008. Rodilla cerró el ejercicio con 2 millones de resultado positivo. El ebitda del grupo creció un 31% en 2015.

La empresa abrió 18 restaurantes en 2015. Con estas aperturas, Rodilla se ha estrenado fuera de Madrid, abriendo los primeros cinco locales en Barcelona, o el primer restaurante en Zaragoza, entre otros. “Nuestro foco para los próximos años va a estar fuera de Madrid”, explicó ayer María Carceller, consejera delegada de la cadena propiedad del Grupo Damm desde 2012.

La expansión de la compañía contempla también su salida al exterior. “No es una prioridad ni es vital para nosotros”, apuntó Carceller. Sin embargo, explicó que ya hay una “predisposición” gracias a que cuentan con la técnica para llevar sus productos fuera con seguridad alimentaria. La directiva reconoce que “hay ofertas” para abrir franquicias fuera de España. Estas propuestas han llegado desde México, Egipto y Arabia Saudí. “Es probable que este año o el próximo abramos fuera”, señaló.

La compañía arranca este ejercicio su nuevo plan de negocio, que cubre hasta 2019, cuando cumpla los 80 años. En este proyecto contempla 4,7 millones de inversión para abrir hasta un total de 50 establecimientos (30% propios y el resto franquiciados) en España, especialmente centrados en las capitales de provincia. Esta cifra no incluye la eventual salida al extranjero. El grupo prevé doblar su ebitda en este periodo. En el anterior plan estratégico (2012-2015) esta magnitud ha crecido un 140%.

Carceller celebró que el crecimiento de la cadena va más rápido que el del mercado QSR, como se conoce al segmento de restauración sin servicio en mesa. Esta actividad mejoró un 2,4% en 2015 y prevé un crecimiento del 2,8%; frente al 12,5% Rodilla el pasado año y el 10% previsto para el presente.

La directiva explicó que, tras renovar la imagen de todos sus locales, el objetivo de la compañía está ahora en el impulso de nuevos productos como focaccias y ensaladas, así como en atraer a un público más joven. A ello se suma el intento por parte del grupo de mejorar el ticket medio con un incremento de tráfico en cenas, su franja horaria más débil.