Las grandes marcas siguen ganando cuota de mercado

La restauración prevé crecer un 6% y la creación de 14.500 empleos

Las grandes cadenas siguen ganando terreno y ya acaparan el 23% de cuota de mercado

La restauración prevé crecer un 6% y la creación de 14.500 empleos

El mercado de la restauración organizada (excluyendo hostelería) consolidó en 2015 su recuperación con una facturación de 34.467 millones de euros (un incremento del 1,8%). El sector prevé para este año un crecimiento del 6%, la apertura de 400 nuevos establecimientos y la creación de 14.500 empleos.

El táper pierde cuota frente a salir a comer por primera vez desde el comienzo de la crisis. Esta podría ser la conclusión del estudio elaborado por Marcas de Restauración, la única asociación de restauración organizada de España y la firma de análisis NPD, sobre la situación del sector y sus perspectivas de futuro. El informe, que no incluye el gasto en hostelería, refleja que la restauración organizada alcanzó en 2015 una facturación de 34.467 millones de euros (un incremento del 1,8%, lo que suponen 480 millones) y creó alrededor de 10.000 empleos.

Las previsiones para 2016 incluso mejoran esos datos. Se espera un crecimiento del 6%, la apertura de 400 nuevos establecimientos y la generación de 14.500 nuevos empleos. “Todos los contratos son indefinidos, bien a tiempo parcial, bien a jornada completa, pero prácticamente no existe temporalidad”, afirma Juan Ignacio Díaz, secretario general de Marcas de Restauración.

El cambio de tendencia es claro si se tiene en cuenta que por primera vez desde 2007 se incrementa el número de visitas a los centros de restauración: 155 por cada español. El 80% de estas nuevas visitas se concentran en el servicio de comida rápida (fast food, envío a domicilio, bares de tapas, cafeterías o heladerías) y las colectividades (las comidas en comedores escolares o de empresas).

Las cadenas organizadas (Vips, McDonald’s, Ginos, Panaria, Starbucks o Telepizza son algunos ejemplos) siguen ganando terreno, tal y como constata el informe. De hecho, el 23% del consumo en restauración se concentra en este tipo de cadenas. Sin embargo, los últimos doce meses han sido especialmente buenos para la restauración independiente, ya que, a diferencia de los últimos cinco años, que retrocedió un 17%, en 2015 crecieron un 0,5%.

Un consumidor más impulsivo

El gasto medio por español en cada visita a un centro de restauración fue de 4,8 euros, un aumento del 1% respecto a 2014, después de cuatro años consecutivos de bajada. A pesar de la situación de crisis, ese dato se mantuvo estable en torno a los cinco euros, lo que, según el informe, demuestra que la caída del mercado se debió al descenso en el consumo y no a la reducción del gasto. “El consumidor ya no mira tanto el precio como el producto o el ambiente”, destaca el informe. “El consumidor es más impulsivo y aprecia el valor añadido entre productos comparables”.

Los almuerzos y las meriendas siguen siendo las franjas horarias más dinámicas. Desde mediados de 2014, sin embargo, se constata que merendar fuera de casa se ha convertido en un fenómeno cada día más popular entre los españoles. El 50% de las nuevas visitas siguen concentrándolas los almuerzos. “El primer año de la crisis desaparecieron el 40% de los desayunos”, explica Díaz. “La tendencia actual es clara: el táper pierde cuota de mercado frente a salir a comer fuera”, añade.

El estudio refleja un incremento en la tendencia de comprar productos elaborados para llevarlos a casa. El envío a domicilio monopolizó todo este crecimiento frente a otras opciones, como recoger la comida (take away) o pedir la comida desde el coche (drive thru).