Abierta al público desde el día 26

Arco cumple 35 años con 33 grandes galerías del mundo

La solicitud de participación ha crecido en un 38% respecto al año anterior

Del 24 al 28 de febrero, en la Feria de Madrid y otros museos de la ciudad

Arco cumple 35 años con 33 grandes galerías del mundo

La Feria de Arte Contemporáneo de Madrid, ARCO, está de aniversario. Cumple 35 ediciones, en un momento en el que este tipo de arte no para de crecer, tanto en aficionados, como en coleccionistas y en valor de mercado. Un auge que la muestra madrileña también experimenta. “Hemos recibido un 38% más de solicitudes de participación que la última edición”, afirmó su director, Carlos Urroz. La de este año, que se celebra del 24 al 28 de febrero, aumenta su oferta hasta las 221 galerías, de 27 países diferentes, en una edición especial que no solo crece en número, sino también en calidad.

Con motivo de la efeméride, la organización ha cambiado el concepto habitual de la feria, en la que un país invitado era el protagonista. En su lugar, ARCO quiere mirar al pasado y recordar sus inicios, para lo cual ha invitado expresamente a 33 galerías, “algunas de las más importantes del mundo”, y que en alguna de las 34 ediciones anteriores han tenido presencia en ella. Nombres como Fortes Vilaça, Marian Goodman, Jan Mot, Thomas Schulte o Spruth Mages, y la galería Juana de Aizpuru como representación española, en lo que también se considera un homenaje a la fundadora de ARCO en febrero de 1982.

Nite Life, de Donelle Woolford.
Nite Life, de Donelle Woolford.

Todas ellas se agruparán bajo la sección Imaginando Otros Futuros, y cada una presentará las obras de dos artistas, por lo general de diferentes generaciones, cuyas obras sean un diálogo conmemorativo de ARCO. Y es que una de las metas de esta edición es que los participantes traten de reconstruir lo que ha sido la historia de la feria desde su primera celebración.

Otras 167 participarán en el programa general en el que destacan algunas como Thaddaeus Ropac, Art:Concept o Giorgio Persano. A esa sección se le unen otras 18 galerías en la muestra Solo Projects, el espacio para artistas individuales como Carlos Leppe o Mercedes Azpilicueta; y otras 18 en la sección Opening, seleccionadas por Juan Canela y Chris Sharp, y dedicada a las galerías de menos de siete años. El 71% de las galerías participantes son extranjeras, con notable presencia latinoamericana, una de las zonas con más pujanza en el arte contemporáneo.

Una modalidad que quiere acercarse cada vez a más ojos. Por ello, la organización ha decidido llevar parte de la colección de Arco a distintos puntos de Madrid. “Queremos que la presencia de la feria en la ciudad, sea más intensa”, apuntó Carlos Urroz, director de Arco, en su presentación. Así, el Museo Arqueológico Nacional, el Museo de la Casa de la Moneda o el Museo del Romanticismo abrirán sus puertas a los aficionados del arte contemporáneo.

Pero ARCO no solo es un espacio para atraer nuevos interesados. “Hacer negocio forma parte de la feria, y no se debe renunciar a ello”, explicó Luis Eduardo Cortés, presidente de Ifema. Por ello, el volumen de negocio se presume como uno de los aspectos más relevantes de la feria, y con un considerable margen de mejora respecto al año pasado, si se tiene en cuenta que el mercado del arte a nivel mundial mueve alrededor de 50.000 millones de euros al año.

Para asegurar parte de esas compras, ARCO destina el 20% de su presupuesto (de 4,5 millones de euros) a varios programas de promoción internacional y de compradores invitados. En esta edición, llevarán a Madrid a más de 250 coleccionistas de 33 países, a los que se suman 150 directores de diferentes instituciones como el Centre Pompidou o el Museo de Arte Moderno (MoMA). Además, instituciones como el Museo Reina Sofía, Banco Sabadell, o la Colección Helga de Alvear utilizarán la feria para sus programas de adquisiciones. Todo, del 24 al 28 de febrero. Desde el 26, de forma abierta al público.