El oro se dispara a máximos de mayo de 2015

Desbandada de los inversores hacia los activos refugio

El pánico parece haberse apoderado de los inversores, que abandonan sin miramientos cualquier posición de riesgo y se cobijan en los activos refugio. Las Bolsas vuelven a vivir una jornada de intensas caídas (de más del 3% en el caso del Ibex 35, en línea con el resto de las plazas europeas) y se benefician sobre todo el oro y la deuda soberana alemana. La sacudida en la renta variable es tal (por el miedo a otra recesión económica) que los mercados de deuda y divisas han dado un giro inesperado. Por su parte, el petróleo vuelve a las andadas y baja de nuevo hasta el nivel de los 30 dólares.

Oro: El metal precioso, considerado el refugio por excelencia en tiempos de turbulencias económicas y financieras, escala hasta superar los 1.200 dólares la onza. En concreto, en lo que va de año se ha disparado más de un 7% y cotiza en los 1.217 dólares, lo que supone tocar máximos desde mayo de 2015.

Deuda soberana: Los inversores buscan seguridad y están comprando masivamente deuda soberana alemana. Así, al aumentar la demanda del bundalemán a diez años, el de referencia, sube su precio y, por tanto, dada su relación inversa, baja la rentabilidad, que se sitúa ya en el 0,160%, un 34% menos que ayer. Esta caída ha provocado un notable aumento de la prima de riesgo española, que se sitúa en 157 puntos básicos. A finales de enero, el riesgo país español rondaba los 120 puntos básicos. La rentabilidad del bono español a diez años está en niveles de 1,8%.

También baja la rentabilidad del 'treasury' a diez años estadounidense, en el 1,66%, la tasa más baja desde mediados de 2013. La rentabilidad del plazo a dos años cae hasta el 0,7%. Según José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, "el mercado no descuenta subidas de tipos este año".

Divisas: El mercado de divisas ha cambiado el rumbo previsto. Si bien la expectativa de la subida de tipos por parte de la Fed había fortalecido al dólar, las palabras de Janet Yellen ayer alejan en el horizonte la segunda subida de los tipos de interés. Esto debilita al billete verde contra otras divisas. Así, el euro gana terreno y sube a 1,13 dólares. Por su parte, el yen, la moneda japonesa, toca su máximo con el dólar en quince meses, en un momento marcado por la aversión al riesgo que manifiestan los inversores en el mercado de divisas. Es la primera vez que el dólar se intercambia por debajo de los 113 unidades desde finales de octubre de 2014.

Petróleo: El barril de Brent, de referencia en Europa, vuelve a caer y se pone de nuevo al filo de los 30 dólares Los inventarios semanales conocidos ayer en Estados Unidos mostraron un inesperado descenso frente a la subida prevista.